Política

Cartes zafó de prisión este año, pero Fiscalía brasileña insiste en condena

El ex presidente cerró el 2019 con un panorama complicado: Sus abogados lograron levantar una orden de detención en Brasil, pero la Fiscalía ya pidió formalmente que el político sea condenado.

El ex presidente de la República Horacio Cartes termina este año con un importante revés: En noviembre, la Justicia brasileña ordenó su prisión por presuntamente integrar y financiar a la organización criminal liderada por Dario Messer, un cambista brasileño acusado de lavar más de 1.600 millones de dólares a través de más de 3.000 cuentas offshores en 52 países.

Los abogados del empresario tabacalero lograron revertir la medida con un hábeas corpus. Por de pronto, se levantó la orden de detención en Brasil. Sin embargo, el pasado 19 de diciembre el Ministerio Público Federal del vecino país presentó formalmente en un juzgado de Río de Janeiro una denuncia contra Cartes, Messer y otras 17 personas, en la cual solicita que todos ellos sean condenados y detalla la participación de cada uno en la presunta estructura criminal.

Con esto, en las primeras semanas del año próximo un juez federal deberá convocar a todas las partes para que sean procesadas, puedan declarar y ejercer su defensa. Fuentes judiciales indicaron que esto sucedería en las primeras semanas de enero.

La denuncia

”Por lo menos a partir del 03/05/2018 40 hasta el 31/07/2019 41, Horacio Manuel Cartes Jara, de modo consciente, voluntario, estable e intencionadamente promovió, constituyó, financió e integró personalmente la organización criminal transnacional liderada por Dario Messer, que tenía como objetivo diversos crímenes como: Cambio ilegal, evasión de divisas, corrupción, contrabando, falsificación de documentos, evasión de impuestos, así como lavado de recursos financieros productos de estos crímenes”. Esto es parte de la denuncia presentada por la Fiscalía brasileña el pasado 19 de diciembre en un juzgado federal en lo criminal de Río de Janeiro.

Lea más: Todo sobre el caso Lava Jato

Esta denuncia del Ministerio Público en el sistema judicial brasileño podría equivaler a la imputación, según explicó el propio abogado de Cartes, Pedro Ovelar. No obstante, el escrito presentado por la Fiscalía ya solicita al juzgado la condena de cada uno de los implicados, por lo que es más que una mera sospecha.

La Fiscalía brasileña sostiene que Cartes mantuvo varias comunicaciones directas e indirectas –a través de emisarios– con Messer –a quien llamaba su “hermano del alma”– cuando este estaba prófugo y que además Cartes le dio USD 500.000 para ayudarlo a no ser capturado.

En la misma causa están procesados en total once brasileños, siete paraguayos y un uruguayo. Entre los paraguayos están Felipe Cogorno Álvarez, directivo del Shopping China; Édgar Ceferino Aranda Franco y José Fermín Valdez, de Fe Cambios SA; Lucas Lucio Mereles Paredes, de Cambios Yrendague; Jorge Alberto Segovia, de Forex SA; y la abogada Leticia Bóbeda. Todos ellos aún tienen una orden de detención en Brasil y no consiguieron levantar la medida, como sí lo logró el ex presidente Cartes.

“No hay pruebas”

Para los abogados de Cartes, no existen pruebas que vinculen directamente al ex presidente a algún delito. “Tenemos claramente lo siguiente: El Superior Tribunal (que concedió un hábeas corpus a Cartes para levantar su orden de prisión) dice que ayudar a un prófugo que pide ayuda para su defensa jurídica no es delito. Luego dice que no hay pruebas de que Horacio Cartes haya entregado esa suma de dinero y luego dice que si ocurrió, no ocurrió en Brasil y no tienen jurisdicción. Por último dice que si él (Cartes) entregó con una finalidad de ayuda jurídica y la persona (Messer) dio un destino distinto, tampoco es responsable la persona que haya ayudado al imputado”, aseveró el abogado Ovelar.

La medida dictada por el Superior Tribunal es provisoria. El fondo de la cuestión deberá resolverse en 2020, indicó.

Embed

Misiva. Esta es una carta en la que Messer le pide a Cartes ayuda desde la clandestinidad. Es una prueba en la causa.

Dejá tu comentario