19 may. 2024

Ámsterdam plantará un árbol por cada bebé nacido en la ciudad

El Ayuntamiento de Ámsterdam se ha comprometido a plantar un árbol por cada bebé nacido en la capital holandesa como regalo de maternidad para los padres, aunque como alternativa pueden optar por una manta hecha de algodón orgánico y desechos plásticos recogidos del mar.

arbol .jpg

El Ayuntamiento de Ámsterdam se ha comprometido a plantar un árbol por cada bebé nacido en la capital holandesa.

Foto: elimparcial.com

En un comunicado, el municipio consideró este miércoles que la iniciativa supone una “alternativa sostenible” al regalo que tradicionalmente entrega el consistorio a los nuevos padres, que desde 2007 consistía en una toalla de baño para bebés, con capucha roja y blanca, estampada con el lema de la ciudad “IAmsterdam” (Del inglés “Yo soy Ámsterdam”).

Ese regalo se producía en China, con los consiguientes costes de transporte y almacenamiento, a lo que había que sumar los gastos de higiene, pues el producto se lavaba hasta tres veces antes de su uso por la cantidad de pintura utilizada en el estampado, y “los padres recibieron la misma toalla con su segundo, tercer o cuarto hijo”, lamenta el ayuntamiento.

La alcaldesa, Femke Halsema, y los concejales consideran que el proceso de producción de ese regalo “no es muy sostenible” y decidieron reemplazarlo por esta alternativa más respetuosa con el medio ambiente, después de trece años optando por la toalla, conocida ya entre los padres que residen en la capital neerlandesa.

“A partir de ahora, los padres tendrán la opción de elegir entre una manta duradera o un árbol plantado en la ciudad como regalo por el nacimiento”, indicó el municipio.

Lea más: Holanda cambia de estilo, a partir de 2020 solo será Países Bajos

La fundación holandesa Trees for All se encargará de plantar los árboles, preferiblemente dentro de las fronteras de la ciudad, aunque todavía no se sabe dónde y cómo se llevará esto a cabo, lo que quedará más claro en septiembre, cuando empieza la entrega de estos nuevos regalos a los padres.

La manta estará hecha de algodón orgánico y de plástico reciclado recogido del océano, y será producida en Europa, para evitar los costes y efectos del transporte en el ambiente.

Los padres recibirán también una tarjeta de felicitación que contiene semillas para poder cultivar flores en casa, y verlas crecer a la vez que crían a sus pequeños.

Los recién nacidos también reciben un regalo por parte de los ayuntamientos en otras ciudades holandesas, como una cigüeña de peluche en La Haya, o una prenda con la Catedral de San Martín en Utrecht.

Más contenido de esta sección
El Observatorio de Calar Alto, en Gérgal (Almería, sur), fue una de las instalaciones científicas que registró el paso durante la madrugada de este domingo de una “bola de fuego enorme” sobre España y Portugal.
El presidente de Irán, Ebrahim Raisí, se encuentra con paradero desconocido tras horas de infructuosas búsquedas después de que el helicóptero en el que viajaba se estrellase en una zona montañosa del noroeste del país.
Las graves inundaciones en el sur de Brasil impactaron a cerca de 400.000 estudiantes –el 51% del total– y alteraron el funcionamiento de casi la mitad de las escuelas de Rio Grande do Sul, el estado más afectado por la tragedia climática, informó este domingo Defensa Civil.
El presidente de Argentina, Javier Milei, dijo este domingo ante los asistentes al evento organizado en Madrid por la formación española de ultraderecha Vox, que “abrir la puerta al socialismo es invitar a la muerte” y que “la justicia social siempre es injusta”.
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, afronta este lunes una audiencia decisiva en su proceso de extradición a Estados Unidos, en la que el Tribunal Superior de Londres sopesará si autoriza su entrega o, en cambio, le permite seguir recurriendo en el Reino Unido.
El comisario general de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini, aseguró este domingo durante una visita a la capital jordana, Amán, que los habitantes de la Franja de Gaza no tienen otro remedio más que regresar a zonas destruidas y sin infraestructura.