Nacionales

Alta condena para joven que mató a su ex pareja en Pedro Juan Caballero

Un Tribunal de Sentencia condenó a 25 años de cárcel a un hombre de 24 años que en 2016 mató a su ex pareja en plena vía pública en Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay.

Marciano Candia Por Marciano Candia

El Tribunal de Sentencia de Pedro Juan Caballero, integrado por las juezas Ana Graciela Aguirre Núñez, Nilda Carolina Ocampos y Librada Peralta Céspedes, condenó a 25 años de cárcel a Víctor Natividad Brítez Centurión, de 24 años.

El hombre fue hallado culpable de la muerte de Larissa Noemí Giménez Candia, de 17 años, cuyo crimen ocurrió el 12 de octubre de 2016.

Las magistradas resolvieron por unanimidad darle una alta condena por el hecho punible de homicidio doloso y ordenaron su reclusión en la Penitenciaría Regional de Pedro Juan Caballero.

Nota relacionada: Joven asesina a su ex novia de 17 años a tiros en la calle

El Ministerio Público había solicitado 30 años de pena privativa de libertad.

Los familiares de la joven asesinada celebraron la condena. La tía de la víctima, Rossana Candia, manifestó que fue una condena justa.

"Ahora voy a vivir porque en estos cuatro años y siete meses eso era el tormento", expresó entre lágrimas. Asimismo, instó a la ciudadanía a "mirar con quién salen sus hijos".

El hombre ahora condenado después de haber estado prófugo por meses fue detenido en enero de 2017 en la frontera seca de Capitán Bado.

Más detalles: Cae joven que mató a su novia

Larissa Noemí Giménez Candia se encontraba cruzando una calle del centro de Pedro Juan Caballero, caminando y acompañada de su abuela, cuando desde una motocicleta que pasó a su lado, abrieron fuego contra ella.

La menor acusó cuatro impactos de bala en diferentes partes del cuerpo y segundos después se produjo su deceso en el sitio. Una cámara de seguridad de un local comercial de la zona del crimen captó el momento en que asesinaron a la víctima.

Según los conocidos de la pareja, ambos ya estaban separados, presumiblemente por los celos que le hacían agresivo a Brítez. Antes de producirse el crimen, ambos habían discutido y el hombre rompió el celular de la víctima.

Dejá tu comentario