20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 9 de agosto de 2017, 09:26

Unicef espera que Paraguay lidere inclusión de niños con discapacidad

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) espera que Paraguay encabece la inclusión de los niños con discapacidad a través de un programa de videolibros en lengua de señas paraguaya, que contará con el respaldado del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC)

EFE

La asesora superior sobre niños con discapacidad de Unicef, Rosangela Berman Bieler, explicó a Efe que "Paraguay arranca con un marco junto al MEC, mientras que en otros se hace con organizaciones no gubernamentales (ONG) y fundaciones".

Estos videolibros presentados el martes en Asunción incluirán 10 títulos de cuentos infantiles, pensados para niños de entre 7 y 9 años, que se podrán consultar en plataformas digitales y contarán con locución en español y lengua de señas.

"Todas las funciones se pueden agregar y desagregar, el ambiente digital permite eso", dijo Berman, y añadió que tanto niños con discapacidad como sin ella podrían utilizarlos y aprender.

Este es el primer paso "de un proceso irreversible" que supondrá "un cambio de paradigma" cuando "prenda en la escuela".

La experta de Unicef reconoció que "cada vez hay más escuelas inclusivas", aunque invitó a reflexionar sobre este concepto, que va "más allá de las rampas y de los baños adaptados".

Subrayó la importancia de los maestros y de integrar a los alumnos con discapacidad para que no se queden "al fondo de la clase sin aprender nada".

Según sus datos, en el mundo hay "200 millones de niños y niñas con discapacidad", una estimación que también incluye "a los niños fuera de la escuela", es decir, aquellos que no pueden acudir al colegio por falta de acceso e infraestructuras adaptadas a su discapacidad.

La iniciativa de los videolibros parte de Unicef, que actúa como "coordinador", pero tiene el respaldo de editoriales, agencias y sector privado.

El objetivo es que se implemente en los colegios, ya que además resulta más barato que la impresión de los libros para cada alumno.

Asimismo, Berman espera que esta iniciativa se convierta "en el futuro del libro" y sirva para crear "un mercado nuevo" que dé a los niños con cualquier tipo de discapacidad la posibilidad de disfrutar de los libros.