30 de septiembre
Viernes
Tormentas
15°
25°
Sábado
Mayormente nublado
18°
31°
Domingo
Poco nublado con tormentas
18°
31°
Lunes
Chubascos
16°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 7 de septiembre de 2016, 09:27

Princesa de Japón pisa suelo paraguayo

La princesa Mako, esperada desde hace varias semanas, finalmente llegó poco después de las 09.00 de este miércoles al país. En el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi una comisión nipona la recibió.
La princesa imperial de Japón llegó al país con motivo de la celebración de los 80 años de la inmigración nipona al Paraguay. Además, con su visita se busca fortalecer la relación entre su nación con el pueblo guaraní.

Embed

La princesa Mako tiene 24 años. Es nieta del emperador Akihito de Japón. Su padre, el príncipe Akishino, ya visitó Paraguay en 2006 con motivo del 70 aniversario de la primera llegada de los nipones a territorio paraguayo.

La mujer estará en el Paraguay por un periodo de siete días, es decir, se quedará hasta el 13 de setiembre. Esta es la segunda visita oficial al exterior en solitario que emprende la integrante de la familia imperial nipona.

Embed

En diciembre del año pasado estuvo en El Salvador y Honduras para conmemorar el 80 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Japón y esos dos países.

La princesa imperial está rodeada de mucha seguridad y de un estricto protocolo. Su visita es resultado de una invitación cursada por el presidente de la República, Horacio Cartes, en consideración a las amistosas relaciones existentes entre ambos países y para participar de la ceremonia conmemorativa del 80 aniversario de la inmigración japonesa al Paraguay, que es considerada un hito en la historia común de ambas naciones.

Durante su estadía en nuestro país se reunirá con la comunidad japonesa en Asunción, La Colmena, Encarnación, Chávez, La Paz, Pirapó, Yguazú y Ciudad del Este. En la actualidad hay cerca de 10.000 nikkeis en el país.

Actividades de Mako durante su estadía en Paraguay:

Embed