9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 17 de septiembre de 2016, 11:03

Pobladores de Iturbe buscan sobrevivir a crisis de azucarera

La quiebra de la Azucarera Iturbe cambió la realidad de miles de habitantes del distrito ubicado en el departamento de Guairá porque los cañicultores quedaron endeudados, varios pobladores migraron en busca de trabajo y otros crearon huertas para cultivo de autoconsumo y venta. Los iturbeños anhelan y tienen la esperanza de la reapertura de la fábrica.

Iturbe es un distrito del departamento de Guairá y cuenta con unos 9.284 habitantes de acuerdo al último censo. Por décadas se destacó por la producción de azúcar y por albergar a la empresa Azucarera Iturbe SA.

Sin embargo, esa realidad cambió hace dos años (2014) cuando el ingenio se declaró en quiebra, con G. 15.000 millones de deuda a sus trabajadores y G. 24.000 millones con la Subsecretaría de Tributación (SET).

El Gobierno tomó la decisión de alzarse con la deuda privada que la azucarera mantenía con unos 400 obreros y 2.500 cañicultores. Posteriormente entabló una demanda contra los directivos y accionistas de la Azucarera Iturbe, a fin de recuperar los G. 15.000 millones, cuyo juicio sigue siendo dilatado por los empresarios.

"Todos estamos trabajando y procuramos salir adelante tras el cierre de la fábrica, es difícil la situación", comentó Claudia Miranda, una madre que se acercó a entregar la producción agrícola de los estudiantes de un colegio al programa La Lupa, de Telefuturo.

Varios iturbeños se acercaron para hablar sobre la realidad actual de la comunidad y del difícil proceso de cambiar su estilo de vida.

Luis Benítez, un profesor del Colegio Agropecuario, mencionó que están enseñando a los alumnos el hábito del cultivo para lograr generar una huerta familiar de autosustento.

"La azucarera fue nuestra industria y orgullo y por eso decíamos hasta hace poco que era la tierra del azúcar. Pero esa historia queremos seguir manteniendo y muchos productores siguen cultivando caña dulce", manifestó a su vez, María Concepción.

No obstante, la mujer lamenta que con el cierre del ingenio las familias se están desmembrando porque los padres migran a otras localidades o países en busca de trabajo, al igual que muchos de los jóvenes.

"En Iturbe nos estamos quedando los viejos. El 50% de los jefes de familia debe salir a buscar un sustento", agrega con cierto grado de ironía y preocupación.

El intendente de Iturbe, Darío Cabral, afirmó que la situación empeoró desde la quiebra de la azucarera, pero que la población sigue tratando de salir adelante. "La cuestión no es fácil, es difícil, pero tampoco queremos quedarnos callados, golpeamos puertas y seguimos con la esperanza que la azucarera vuelva a funcionar", sostuvo.

Don Benito es un adulto mayor que trabajó por más de 40 años en la azucarera y lanzó fuertes críticas contra Fernando Campos Riera, quien era uno de los principales directivos de la firma y que fue imputado por estafa. Lo trató de delincuente y corrupto.

Mientras que Francisco Acosta, quien se sigue dedicando a la cañicultura, dijo que el 90% de los productores quedó con deuda en los entes financieros y el 60% de los casos ya está judicializado.

El presidente de la República, Horacio Cartes dijo en su momento que el Gobierno se hizo responsable de la irresponsabilidad de otros, en alusión a los gerentes de la azucarera. "Yo provengo del sector privado. No fue el sector público el que desilusionó acá, sino el sector privado", expresó hace dos años.