21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 26 de mayo de 2017, 09:50

De 1.500 intervenciones, el 39% tiene conexión ilegal en CDE

Se cumple la primera semana de intervenciones de suministros irregulares y conexiones clandestinas en diferentes puntos de Ciudad del Este, Alto Paraná. A la fecha fueron verificadas 1.500 viviendas, de las cuales el 39% estaba en forma irregular.
Por Wilson Ferreira | Ciudad del Este

La tarea, que se mantendrá hasta el 2 de junio en diferentes puntos del departamento, está a cargo de la División Regional Alto Paraná y la División de Gestión de Pérdidas, con el apoyo de 11 cuadrillas, con personal y móviles de la ANDE.

Del total de las conexiones irregulares detectadas, el 80% nunca fue cliente de la ANDE, confirmó Alfredo Argüello, jefe de la División de Gestión Regional Este y coordinador de las fiscalizaciones.

Ayer se realizaron 300 intervenciones. Para este viernes se prevé similar cantidad. En uno de los locales verificados ayer, ubicado en el barrio San José, se detectó la inversión de fase, lo que hacía que el medidor dejara de girar y de facturar el consumo. El local comercial debía pagar en promedio unos 4 millones de guaraníes, pero solo abonaba 200.000 guaraníes.

De acuerdo con los registros, esta situación se venía repitiendo desde diciembre del año pasado. "Lo que se hizo es cambiar el medidor electromecánico por uno digital. Se le aplica una multa, que según la Ley 966, que establece las sanciones administrativas, es cinco veces de la energía no facturada, mientras por cuerda separada se deriva el caso al Ministerio Público".

PÉRDIDA. El Alto Paraná registra un 25% de pérdidas de un universo de 115.000 usuarios, de los cuales 80.000 son del distrito de Ciudad del Este. Además que de ese 25%, 12% corresponden a las pérdidas comerciales, que son las conexiones irregulares, en mayor parte. El resto tiene que ver con las pérdidas técnicas que se dan en zonas urbanas y rurales en el departamento.

El lunes se inició la operación y fueron visitadas 372 viviendas, de las cuales 179 tenían conexiones en forma ilegal. El martes 23 se llegó a 637 viviendas, de las cuales 270 contaban con conexión ilegal.

"El miércoles no trabajaron en Alto Paraná, por el asueto, pero sí cuadrillas de otras regionales que vinieron a la zona aprovecharon y se trasladaron hasta el distrito de Nueva Esperanza, en Canindeyú, donde se verificaron 170 viviendas, de las cuales solo 16 están en forma irregular", explicó por su parte Juan Razzano, jefe del Departamento Comercial de la sede regional de la ANDE.

Dijo que tienen la instrucción de que todos los casos intervenidos paren en la Fiscalía, quedando ya a cargo del Ministerio Público la investigación, en el sentido de que muchas casas visitadas nunca fueron clientes de la ANDE, por lo que se torna difícil saber a quién cargar la multa. En estos casos, la fiscalía debe individualizar a los responsables de los hurtos de energía.

"Estas intervenciones generan multas. Los que fueron clientes nuestros y que no tienen medidores, una vez identificados cargamos al nombre de ese cliente que ya existe en nuestro banco de datos. Esos nombres nosotros pasamos a la Fiscalía. En los otros casos, seguro ellos van a investigar a quiénes pertenece la casa", explicó.

Recordó que según el artículo 173 del Código Penal Paraguayo, se penaliza el hurto de la energía eléctrica. En todos aquellos suministros, sean o no clientes registrados de la ANDE, que se les haya detectado irregularidad, se le involucra a la Fiscalía y el seguimiento queda a cargo de la asesoría jurídica del ente.

CONCIENCIA. "Para nosotros todos aquellos que no tienen medidores y tienen conexión directa cometen hurto y de eso se informa a la Fiscalía. El trabajo está previsto hasta el 2 de junio, como primera etapa, por 15 días. Se inició en Asunción y Central, como segundo punto el Alto Paraná y luego se estarían trasladando a Itapúa y así sucesivamente se estaría recorriendo todo el país. La intención es generar conciencia de que el robo de energía está penado por ley, además de mejorar la recaudación", refirió Rozzano.

Señaló que en Alto Paraná tiene dos empresas que ganaron licitación para hacer este tipo de controles. "Solo que nunca se hizo un operativo en conjunto como el que la ANDE está haciendo ahora en varios puntos del país. En el departamento normalmente hacemos todos los días, con dos cuadrillas: dos móviles que salen acompañados de un fiscal. La mayoría de las intervenciones, desde noviembre, cuando asumió el cargo, terminan con los usuarios viniendo a pagar al instante las multas".

RECOMENDACIÓN. El profesional explicó que hay diferencia entre el medidor electromecánico y digital. El primero tiene un mecanismo diferente. "No es electrónico, son bobinas que reciben la energía eléctrica y dan orden al disco para que gire y así registrar el consumo".

Explicó que, por ejemplo, el cargador de un celular que tiene un consumo mínimo ni mueve a los medidores electromecánicos, no lo registra. Lo mismo ocurre con el consumo de un televisor que está apagado, pero que sigue conectado; empero, los digitales sí registran todo, por lo que se recomienda la desconexión de todos los equipos que no se utilizan, retirando el enchufe de las tomas.

"Una de las recomendaciones que da la ANDE es desconectar todos los aparatos electrónicos que no vamos a usar. Tenemos que desenchufar la televisión, los equipos de sonido. El solo apagar con el control no es válido. Cambiar los focos incandescentes por los de bajo consumo. Existe la tecnología led, que en Ciudad del Este se encuentra en abundancia. También sugerimos a la hora de planchar juntar toda la ropa de una vez, porque consume mucho. Cuidar la ducha eléctrica, usarlo de manera eficiente. Apagar las luces al salir de la pieza o colocar sensores de movimiento".