7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 16 de noviembre de 2016, 01:00

Con cámaras quieren controlar relojes biométricos del Senado

El vicepresidente primero del Senado, Eduardo Petta, solicitó al titular del Congreso, Roberto Acevedo, que se instalen cámaras sobre los relojes biométricos para un mejor control a los funcionarios.

Recordó que estos aparatos se instalaron ya durante la presidencia de Blas Llano, cuando era vicepresidente segundo, y que en principio el sistema fue muy resistido.

“Nos encontramos con la manipulación del reloj biométrico. La misma empresa que instaló afirmaba y admitió que esto podría ser objeto de manipulación”, dijo.

“Ahora con las últimas denuncias de funcionarios relacionados a falsificaciones y otros hechos surge nuevamente la posibilidad de que una persona esté marcando por dos o más personas”, manifestó el legislador.

Incluso mencionó que la propia dirección de Recursos Humanos del Senado había recomendado a Acevedo que disponga una auditoría de los relojes biométricos.

“Lo que solicito al presidente es primero la instalación de cámaras sobre el reloj biométrico; segundo, la constatación de estos hechos sospechados y que se haga auditoría en serio”, refirió.

Sugirió además que se incluyan a los senadores y miembros de la prensa para trabajar de cerca y ser partícipes, y que se pueda sacar todo tipo de sospechas. “Esto es público y debe ser público”, consideró el senador.

Trajo a colación que en el Senado se cuenta con cámaras de control de seguridad que solamente graban una semana y se borran solas. “Es grave, porque la seguridad de un funcionario o un parlamentario dura una semana”, dijo.

“Esto obliga a que tengamos que ampliar la memoria de esto, no menos de dos meses me parece que sería prudente, y que pueda instalarse directamente sobre los relojes biométricos”, remarcó.

“Esto va a determinar no solamente que tengamos el registro de huellas dactilares o el pin que se le entrega para marcar, sino también la imagen (del funcionario). Hay denuncias de gente que llega antes de las 7.00, antes inclusive de las 6.00, como a las 5.30”, mencionó el legislador.

Alegó que supuestamente esa misma gente regresa muy tarde para volver a marcar su salida, tipo a las 19.00 o 20.00. “Cuando se tenga imagen, vamos a saber quién es el que viene”, señaló, aclarando que sí hay personas que entran temprano como los limpiadores y otros funcionarios que cumplen un horario diferenciado, y hay que separar de los demás casos.

“Al tener un registro de imagen, también le vamos a facilitar a Recursos Humanos si realmente viene una persona”, consideró Petta.