8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 8 de octubre de 2016, 17:00

Caaguazú: Rescatan a dos mujeres explotadas sexualmente

Dos mujeres fueron rescatadas de prostíbulos en Caaguazú tras una intervención en dos sitios donde presuntamente se explotaban sexualmente a mujeres, en los distritos de Nueva Toledo y Vaquería.

El primer operativo se realizó en el bar Albano, situado en Nueva Toledo, estuvo encabezado por la fiscal Nathalia Acevedo San Martin, con apoyo de agentes policiales Antitrata Regional Caaguazú.

En el lugar intervenido se constató la presencia de una adolescente de 17 años, quien fue rescatada por la comitiva fiscal junto a funcionarios de la Secretaría de la Niñez y la Adolescencia y trasladada hasta un albergue en Asunción. La menor es oriunda de la localidad de Bella Vista Norte, Concepción.

De acuerdo a los datos, las mujeres explotadas sexualmente también eran trasladadas hasta el lugar provenientes de otras zonas. Se incautó dinero en efectivo y documentos, además de un celular y un cuaderno de registro, informó el Ministerio Público.

Asimismo, se ordenó la detención de los presuntos responsables del lugar, Elede Paini Kempf y Albano Kempf. Éstos prestaron declaración indagatoria y fueron imputados por proxenetismo, y trata de personas con fines de explotación sexual y laboral. La representación fiscal solicitó su prisión preventiva.

En la ciudad de Vaquería, el allanamiento estuvo a cargo de la fiscal Teresa Martínez con apoyo de la Policia Antitrata de Asunción. Fue detenida la propietaria del sitio, Bacilisa Antonia Espínola Villamayor, quien fue imputada por trata de personas y rufianería y se pidió al Juzgado Penal de turno se dicte su prisión preventiva.

El local funcionaba bajo la fachada de un copetín con el nombre de "Ña Antonia". De allí se incautaron un celular, cuaderno de registros con nombres de las mujeres que estarían en situación de explotación y otros elementos que hacen a la explotación sexual, como preservativos y documentos varios.

En el lugar también se hallaba una mujer víctima oriunda de Ciudad del Este, Alto Paraná. Aparentemente, cobraba por los servicios la G. 80.000, de los cuales G. 50.000 debía entregarse a la encargada.