Mundo Animal

Una mujer fallece en Australia después de ser lamida por un gato

Una mujer, de 80 años, falleció en un hospital de Melbourne, en Australia, de meningitis bacteriana después de su gata le lamiera una herida, la cual se la hizo a su dueña.

La lamida del gato puede ser un comportamiento completamente normal, de socialización o cariño. Pero no es habitual pensar que eso pueda tener consecuencias, como lo fue en el caso de una mujer de 80 años que tenía por mascota a una gata llamada Minty.

La anciana falleció luego de nueve días de haber estado en coma por causa de una meningitis bacteriana.

Fue encontrada inconsciente en su cama, en la que el felino solía dormir con ella, y tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Box Hill, de Melbourne, Australia, según medios australianos.

Te puede interesar: "La peor gata del mundo" ya tiene hogar

La hija de la víctima contó al Herald Sun que durante la noche de ese día, la mascota le lamió la herida que poco antes le había hecho a su dueña, "y fue la saliva que ingresó al torrente sanguíneo que le causó la infección" al hacer que se desarrollara una meningitis bacteriana.

"Estuve en shock por un buen par de semanas. He tratado de no odiar a la gata (...), pero luego estaba sentada con ella, tratando de ser amable, y se lanzó contra mí sin ninguna razón", recordó la hija de la fallecida, según publicó RT Actualidad este martes.

La directora de enfermedades infecciosas en el hospital Austin Health, Lindsay Grayson, dijo en declaraciones a News.com.au que las personas no deben dejar que sus gatos laman sus heridas abiertas, y que aquellos con sistemas inmunes débiles deberían evitar a los animales por completo.

Lea más: Romeo, el primer gato con marcapasos en Colombia

Los gatos portan diversas bacterias letales, como la Pasteurella, que puede causar meningitis, y la Bartonella, que provoca la llamada "enfermedad por arañazo de gato", señaló la médica.

Asimismo, indicó que reciben al menos una persona por semana con infecciones relacionadas con mordeduras y rasguños de gatos, como los de esta persona.

Dejá tu comentario