Nacionales

Sicario que mató al fiscal Pecci tenía "acento caribeño", según investigación

Investigadores de Paraguay y Colombia informaron sobre los avances de la investigación por el crimen del fiscal especializado contra el crimen organizado Marcelo Pecci, asesinado a tiros en la isla colombiana de Barú, Cartagena.

Investigadores paraguayos y colombianos, en una conferencia de prensa, hablaron sobre los avances de la investigación por el homicidio del fiscal Marcelo Pecci, asesinado a tiros en Barú, de Cartagena, Colombia, donde estaba de luna de miel con su esposa Claudia Aguilera.

En ese sentido, el general Jorge Luis Vargas Valencia, director de la Policía de Colombia, señaló que uno de los presuntos sicarios del fiscal tiene acento caribeño, mide unos 1,70 de altura y tiene la tez trigueña.

Horas antes, la Policía de ese país divulgó el identikit de uno de los sicarios. El Gobierno colombiano también ofrece hasta unos 2.000 millones de pesos colombianos (más de G. 3.300 millones o USD 489.391) a quienes brinden alguna información que permita dar con los atacantes.

"Tenemos datos del presunto autor, de 1,74 altura, de tez trigueña, con el acento caribeño que podría ser caribe colombiano u otro país", detalló e indicó que están realizando entrevistas metodológicas a múltiples personas que estaban en el lugar de los hechos.

Lea más: "Son horas claves" para ubicar a sicarios que mataron al fiscal Marcelo Pecci

Igualmente, Vargas manifestó que la primera gran hipótesis “es que debido a las grandes operaciones que ha llevado a cabo se produjo este magnicidio".

A su turno, el comisario Nimio Cardozo, jefe del Departamento de Antisecuestro, dijo que activaron mecanismos con la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y la Administración de Control de Drogas (DEA).

El fiscal especializado contra el crimen organizado sufrió un atentado en la isla Barú, en Colombia, a donde viajó para pasar su luna de miel, tras contraer matrimonio con su pareja Claudia Aguilera. La mujer, pocas horas antes del asesinato, anunció que se encuentra embarazada.

Tras lo ocurrido, Aguilera descartó que Pecci haya recibido alguna amenaza y detalló que dos hombres llegaron hasta la isla privada del Hotel Decamerón en una lancha y efectuaron disparos contra el agente fiscal sin mediar palabra.

Dejá tu comentario