Economía

SET pone bajo control a empresas por la distribución de utilidades

Tras un cruce de datos, entidad detectó que grandes SA y SRL no reparten sus ganancias desde hace un tiempo y anunció una revisión. Infractores se exponen a multas por defraudación fiscal.

Luego de un proceso de monitoreo y cruce de datos a decenas de sociedades anónimas (SA) y sociedades de responsabilidad limitada (SRL),

La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) dispuso una campaña de control respecto al reparto de utilidades en estas compañías.

La distribución de los dividendos entre los accionistas de una empresa está actualmente gravada por el impuesto a la renta de actividades comerciales, industriales y de servicios (Iracis).

Por esta actividad, además del 10% habitual, las sociedades deben abonar un arancel adicional del 5%; mientras que los socios deben tributar el impuesto a la renta personal (IRP) sobre el 50% de las ganancias percibidas.

Sin embargo, según el titular de la SET, Fabián Domínguez, hay una serie de grandes compañías que, según sus estados financieros, retienen sus ganancias desde hace un largo tiempo, situación que llama la atención de la institución.

“Hay algunas sociedades que al parecer demasiado les gusta guardar su plata y extrañamente sus accionistas no quieren recibir sus utilidades. Entonces, queremos saber si es realmente así o no”, expresó.

El subsecretario de Estado indicó que por el momento la Administración Tributaria realizó solamente advertencias a las empresas que se encuentran bajo la lupa y que desde inicios de diciembre iniciarán las verificaciones, propiamente, de las cajas y de los estados financieros.

Las sociedades y contribuyentes que distribuyeron sus utilidades y no pagaron los impuestos correspondientes, se exponen a sanciones por defraudación.

Además de la multa administrativa que puede ir desde el 100% hasta el 300% del monto dejado de abonar, los casos podrían tener derivaciones penales.

Preocupación. La nueva administración de la SET, tras la crisis regional y su impacto principalmente en el gravamen más recaudador, el impuesto al valor agregado (IVA), apunta ahora a endurecer los controles sobre los contribuyentes de impuestos directos. Además de las compañías que aportan al Iracis,

Tributación también puso su mirada en el sector sojero.La institución informó hace unas semanas que encontró indicios de supuestos abusos en el pago del impuesto a la renta agropecuaria (Iragro) y apunta a un control más puntilloso y riguroso de las declaraciones juradas y los gastos presentados por el sector, con lo que para el 2019 se pretende aumentar en un 54% las recaudaciones por el cobro de este gravamen.

De acuerdo con el último informe de la SET, los ingresos registrados al cierre de octubre alcanzan los G. 11,5 billones (USD 1.934 millones al cambio actual). Esto,

A pesar de representar un crecimiento del 3,5% con respecto al 2017, da cuenta que la recaudación se encuentra todavía lejos de la meta del 7% trazada a inicios del ejercicio.

El principal recaudador sigue siendo el IVA, gravamen que generó ingresos por un total de G. 6,1 billones entre enero y octubre.

En segundo lugar se encuentra el Iracis, con una contribución de G. 4 billones. Completa el podio el impuesto selectivo al consumo (ISC), que recaudó G. 521.665 millones (ver infografía).

Pese a la desaceleración del IVA y el moderado crecimiento que registra el Fisco, Domínguez aseguró que no están en peligro las obligaciones establecidas en el presupuesto estatal. En ese sentido, dijo que Aduanas está registrando recaudaciones históricas, lo que de algún modo equilibra la balanza fiscal para dar cumplimiento al plan de gastos.

Embed

Dejá tu comentario