21 jul. 2024

Serpaj dice que proyecto de ley sobre servicio militar “declara muerte civil” a jóvenes

El movimiento Serpaj objetó el proyecto de ley que pretende reglamentar el servicio militar obligatorio y que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados.

Servicio militar 1.JPG

La Ley que instala el servicio militar obligatorio aún sigue vigente, pero ya son pocos los jóvenes que acuden para cumplirlo.

Foto: ÚH Archivo.

Mediante un comunicado publicado en las redes sociales, el Servicio Paz y Justicia de Paraguay (Serpaj) manifestó su repudio y preocupación sobre el proyecto de ley que pretende reglamentar y castigar a los jóvenes objetores de conciencia del Servicio Militar Obligatorio (SMO) y que ya tuvo media sanción en la Cámara de Diputados.

La organización señala que la normativa declararía “la muerte civil” de los objetores y que la propuesta “va en contra de los derechos” de los jóvenes, tomando como sustento el artículo 129 de la Constitución Nacional.

https://twitter.com/serpaj_py/status/1529829354229858305

A su vez, el organismo manifiesta en su comunicado que el ejercer el derecho a la objeción no puede tener carácter punitivo ni se pueden “imponer gravámenes superiores a los establecidos para el servicio militar”.

En contacto con Última Hora, Vidal Acevedo, representante de la Serpaj, indicó que desde que entró en vigencia la Ley del SMO, el organismo siempre la calificó de “inconstitucional” y que ahora con la modificación que pretenden introducir “están más preocupados”.

“Realmente estamos preocupados porque con estas modificaciones se están limitando y cercenando derechos de las juventudes y no se puede estar impidiendo a los jóvenes —que no tengan el carnet militar o por no haber hecho el servicio militar— poder gestionar el pasaporte, por ejemplo, o poder acceder a becas, en un país donde la mayoría son de condiciones económicas vulnerables”, lamentó Ávalos.

Asimismo, señaló que el planteamiento les parece “un despropósito” y que es una “metida de pata más de los legisladores”, por lo que esperan que en la Cámara de Senadores no se dé la aprobación a la ley. Adelantó que desde el gremio presentarán todas sus objeciones a las diferentes comisiones que tratarán el documento en el Senado.

“Ojalá que los congresistas puedan poner todo su tiempo y capacidad para realizar proyectos que de verdad impulsen el primer empleo, el fomento para mayores oportunidades económicas para los jóvenes para que vivan dignamente, sobre todo en un país donde el bono demográfico de la juventud es altísimo”, finalizó Vidal Ávalos.

Nota relacionada: Objetores promueven inconstitucionalidad contra Consejo Nacional de Objeción

Cuestionado proyecto

El cuestionado proyecto de ley se aprobó en la Cámara Baja este miércoles y la misma busca modificar los artículos 20 y 21 de la Ley N° 4.013/2010, “que reglamenta el ejercicio del derecho a la objeción de conciencia al servicio militar obligatorio y establece el servicio sustitutivo al mismo en beneficio de la población civil”.

Durante el debate entre los legisladores, uno de los proyectistas de la propuesta, el diputado liberal Jorge Ávalos Mariño alegó que en la actualidad los jóvenes no cumplen con el servicio militar, que no desarrollan las obligaciones al ser objetores de conciencia y que “ni siquiera se presentan para tramitar el certificado de insolvencia”.

Por su parte, la diputada Celeste Amarilla, también del Partido Liberal Radical Auténtico, explicó que en el proyecto se incluye un apartado donde “se obliga a todos los varones de 18 años de edad” a contar con un carné de cumplimiento de la objeción de conciencia, presentar una constancia de pago de la contribución establecida en la ley o contar con un certificado de insolvencia para que puedan acceder a la realización de determinados trámites públicos.

En ese sentido, aquellos que no cuenten con su carné o constancia no podrán gestionar sus pasaportes, no estarán habilitados para acceder a becas del Estado, ni podrán concursar para el acceso a la función pública.

Con la actual legislación, los jóvenes inscriptos como objetores de conciencia tienen tres opciones para acceder al carné de objetor: la primera que consiste en realizar un servicio sustitutivo; la segunda, abonar una multa de G. 400.000, y la tercera, declararse insolvente para no pagar la multa. No obstante, la normativa no es de carácter punitiva.