Mundo

Rusia estará lista para enviar una nave a la Luna en octubre de 2021

Rusia estará lista para enviar en octubre de 2021 la nave espacial Luna-25 al polo sur del satélite natural de la Tierra, declaró este miércoles el jefe del Departamento de Paleontología Nuclear del Instituto de Investigaciones Espaciales de la Academia de Ciencias rusa, Ígor Mitrofánov.

"En octubre de 2021 nuestra nave espacial estará preparada para volar a la Luna. Para esa fecha deberán concluir todas las pruebas terrestres de los sistemas a bordo y estar creada la infraestructura terrestre de control de la nave espacial durante su viaje y estancia en la superficie lunar", afirmó.

El científico ruso señaló que la Luna-25 será la primera nave del programa lunar de Rusia, y tendrá como fin "investigar la región del polo sur de la Luna".

Para Mitrofánov, Luna-25 es heredera de su antecesora soviética Luna-24, la tercera en recuperar muestras de la superficie lunar en agosto de 1976.

Lee más: La NASA advierte que un asteroide pasará este miércoles cerca de la Tierra

El científico ruso recordó que Rusia atravesó entre fines del siglo pasado y comienzos del presente todo un periodo de difíciles transformaciones políticas y económicas, durante las cuales "simplemente no había dinero para financiar los programas de investigaciones espaciales".

Sin embargo, defendió que incluso durante el periodo de "estancamiento espacial", Rusia mantuvo su interés en las investigaciones espaciales, y muchos de los equipos científicos desarrollados por el país volaron al cosmos a bordo de naves espaciales de otros países.

Como ejemplo de este tipo de equipos citó el telescopio de neutrones Lend (The Lunar Exploration Neutron Detector), de fabricación rusa y emplazado en la estación orbital de la NASA LRO, actualmente satélite artificial de la Luna.

Nota relacionada: La NASA diseña estrategia para defender a la Tierra de impacto de asteroides

"El principal objetivo de las investigaciones del Luna-25 es el estudio del regolito polar lunar", afirmó.

La nave contará con un espectrómetro de masa Lazma, para estudiar la composición química de la superficie lunar, un detector de partículas neutras y cargadas, un detector de polvo lunar PML y un espectrómetro infrarrojo LIS, entre otros instrumentos.

Además, Luna-25 contará con un sistema de cámaras para filmar la superficie lunar durante el alunizaje y grabar panorámicas lunares.

"En el siglo XXI comenzará la conquista activa de la Luna y los vuelos pilotados en la ruta Tierra-Luna-Tierra se volverán regulares. Yo pienso que los vuelos tripulados al polo sur comenzarán ya en esta década y no se detendrán jamás. La Luna se convertirá en el séptimo continente de la civilización humana", aventuró.

Te puede interesar: Aeronave de NASA llega a asteroide que informará sobre el origen de la vida

Rusia, heredera de la Unión Soviética, anunció a mediados del año pasado que había retomado su programa lunar y planea su primer vuelo tripulado a la Luna en 2030 o 2031.

Con ese fin, la industria espacial rusa trabaja desde 2009 en la construcción de una nave espacial de nueva generación, llamada Federatsia (Federación), actualmente Oriol (Águila), con capacidad paras seis tripulantes y cuyo primer vuelo de prueba está previsto para 2022.

El proyecto, a cargo de la corporación estatal Energuia, ha sufrido numerosos tropiezos que siembran dudas sobre el cumplimiento de sus plazos.

Fuente: EFE.

Dejá tu comentario