Sucesos

RGD daba millonarios préstamos sin control de entes antilavado

 

Ramón González Daher realizaba millonarios préstamos de sumas exorbitantes como 17 y 10 millones de dólares sin que los organismos del Estado encargados del control del lavado de dinero se dieran por enterados de los movimientos de elevadas sumas de dinero que realizaba el empresario luqueño.

Ni la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), como tampoco el Banco Central del Paraguay (BCP), la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción del Ministerio Público o la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) advirtieron que Ramón realizaba millonarios movimientos otorgando préstamos por casi 20 años; incluso duplicando los intereses establecidos por el Banco Central del Paraguay (BCP).

Para la Fiscalía, estas operaciones de movimientos de dinero por parte del prestamista Ramón fueron ingresadas al sistema financiero por el ex dirigente deportivo incurriendo al delito de lavado de dinero.

TESTIMONIO. Edemilson Antonio de Lima, de Frigorífico Norte, relató en su declaración ante el Tribunal de Sentencia, integrado por las juezas Claudia Criscioni, Yolanda Portillo y Yolanda Morel, que realizó préstamos con RGD para la conformación de su empresa, ya que una entidad bancaria no desembolsó el monto que requerían como capital inicial.

Precisó que realizó dos préstamos inicialmente. Uno de 17 millones de dólares, y en la segunda ocasión de 10 millones de dólares.

Estas operaciones solo fueron el inicio de una serie de negociaciones entre ambas partes, ya que Edemilson Antonio detalló que hicieron otras operaciones más con Ramón González Daher.

Además, Antonio de Lima explicó que en la primera operación de préstamos que hizo con RGD, por la suma de 17 millones de dólares, el empresario luqueño le cobraba solo en interés 100.000 dólares al mes.

Para que este préstamo se haya podido desembolsar, el titular de la empresa Frigorífico Norte tuvo que poner como garantías nueve títulos de propiedades cotizados a G. 1.000 millones cada uno.

Lo que llama la atención es cómo los organismos del Estado, encargados en el control del lavado de dinero, no advirtieron de los millonarios movimientos que realizaba RGD en sus actividades como prestamista, cobrando intereses cercanos al 100% del préstamo.

La Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción recién inició una investigación contra RGD y su hijo Fernando González Karjallo en noviembre del año 2019, luego de la caída del hermano, el poderoso senador colorado y presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), Óscar González Daher, en el 2018, recientemente fallecido.

OGD era un dirigente político considerado en su momento hombre fuerte en el sistema judicial.


Mañana continúa el juicio con los alegatos finales
El juicio oral que enfrentan el prestamista luqueño Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo por los delitos de usura y lavado de dinero se encuentra en su etapa final. El juicio prosigue mañana con la presentación de los alegatos finales. Además de los delitos que lo acusa la Fiscalía, el Tribunal de Sentencia alertó sobre el hecho punible de denuncia falsa.
Según la investigación, el acusado otorgaba altas sumas de dinero a personas que requerían su servicio, a intereses muy altos, y les pedía a cambio cheques como garantía. Al deudor se le hacía imposible honrar la deuda, debido a los intereses. Por tanto, Ramón y su hijo simularon el verdadero origen de los depósitos realizados ante las entidades bancarias donde operaban bajo la apariencia de que dichos ingresos provenían únicamente del cobro de alquileres.
Es por ello que RGD y su hijo están procesados por usura y lavado de dinero.
Según la acusación fiscal, en el periodo entre el 2010 y 2018, Ramón incrementó sus activos por un total de G. 2.146.212.250.000 que supuestamente venían de intereses usurarios percibidos en ese periodo.
El agente del Ministerio Público habla de que no fueron declarados los préstamos que hizo, según sus declaraciones del IVA a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

Dejá tu comentario