Nacionales

Policías habrían dejado maniatado y a su suerte a un anciano

Un anciano fue maniatado, amordazado, golpeado y dejado a su suerte supuestamente por cinco efectivos policiales del Departamento de Abigeato de Paraguarí, quienes ingresaron a su propiedad, sin orden judicial, para detener a un dirigente campesino.

El anciano de 78 años fue atado de manos y pies y amordazado supuestamente por efectivos policiales del Departamento de Abigeato de Paraguarí, en el interior de su propiedad, ubicada en el distrito de Mbuyapey, Finca 854, la cual fue adquirida por el Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) para los campesinos sujetos a la reforma agraria.

No obstante, un grupo de ganaderos, políticos, jueces y fiscales intentan adueñarse de las tierras, según denuncian los campesinos.

Anciano maniatado
El anciano permaneció cerca de cuatro horas maniatado, según la denuncia de los campesinos.

Los efectivos policiales supuestamente ingresaron a las tierras de la comunidad, sin orden judicial, para detener al dirigente del asentamiento 1º de Marzo Óscar Almada, donde también golpearon y maniataron al anciano, de nombre José Eliecer Chávez, quien fue encontrado por sus familiares luego de cuatro horas.

Según fotos divulgadas, el dirigente, quien se encuentra detenido en la Comisaría 1ª de Paraguarí, presenta rastros de tortura.

Dirigente campesino torturado
El dirigente campesino presenta rastros de tortura, según se observa en la imágen.
El dirigente campesino presenta rastros de tortura, según se observa en la imágen.

El comisario Luis Darling, de la Comisaría 1ª, negó que personal de dicha dependencia haya participado del hecho.

Asimismo, dijo que varios miembros de la familia Chávez están con órdenes de captura por invasión, mientras que personal de Abigeato fue el que realizó la detención del dirigente campesino.

El Indert adquirió en el año 2014 unas 1.059 hectáreas por valor de G. 5.828 millones para ser distribuidas a los campesinos, pero algunos terratenientes ingresaron y se adueñaron de unas 500 hectáreas, expulsando a los agricultores, denuncian los campesinos.

Así también, los pobladores señalaron que el director regional del Indert, Luis Meza, había autorizado a los campesinos a ingresar a la propiedad, obrando con los documentos, pero terminó siendo destituido del cargo por dicha acción.

Entre otras cosas, indicaron que solo faltaría que se haga el loteamiento para la distribución de las tierras, pero dicho proceso es atacado por los supuestos terratenientes.

Por el conflicto, se encuentran privados de su libertad Gregorio Orzuza, Abelardo Alvarenga, Pedro Chávez, Claudio Chávez, Cristóbal Ferreira y Blanca Concepción Benítez.

De la misma manera, unos 18 campesinos fueron imputados por el fiscal Marcelo García de Zúñiga.

Intentamos comunicarnos con el fiscal García de Zúñiga, para obtener más datos sobre la situación, al teléfono celular con terminación 601, pero el mismo se encontraba apagado.

Dejá tu comentario