Nacionales

Policía realiza rastrillaje tras secuestro y triple asesinato 

La Policía y la Fiscalía realizan un intenso rastrillaje este martes en el Departamento de San Pedro, tras el secuestro y asesinato del colono menonita y dos trabajadores. 

Una comitiva del Ministerio Público y la Policía Nacional realiza un intenso rastrillaje en la zona donde se produjo el secuestro y asesinato del colono menonita Helmut Ediger y de dos trabajadores de un establecimiento del ganadero en Itacurubí del Rosario, San Pedro.

También un helicóptero sobrevoló el sitio para dar apoyo al personal que estaba en tierra. Hasta el momento, no se tienen mayores novedades, pero los intervinientes no descartan detenciones conforme avancen los procedimientos, informó Carlos Aquino, corresponsal de Última Hora.

Este nuevo hecho de secuestro ocurrió después del mediodía de este lunes cuando un grupo de personas armadas se llevaron al colono menonita, a Rolando Díaz González, capataz de la estancia; Odair Dos Santos (36), ciudadano brasileño, y otro joven de 18 años que logró escapar.

Gildo González Chávez, padre del joven Rolando Díaz González, pidió justicia y que los investigadores den con los criminales. “Es difícil lo que estamos pasando, ya ven lo que nos pasó”, manifestó con la voz quebrada y con mucho dolor.

El hombre comentó que su hijo ya llevaba mucho tiempo trabajando en el establecimiento y que casi no salía del sitio. “Él tiene un hijo de 2 años que está acá con nosotros”, señaló a NPY.

Lea más: Descartan al EPP y al ACA-EP en secuestro y triple asesinato en San Pedro

De acuerdo con las autoridades, la familia de Helmut Ediger llegó a pagar a los secuestradores una importante suma de dinero por la liberación de las personas.

Se habla extraoficialmente de unos G. 2.000 millones y que fue el hijo del colono menonita quien habría realizado el pago por el rescate. La desaparición ocurrió en el establecimiento ubicado en la zona 6000, ex-Marengo, de la colonia Friesland, en Itacurubí del Rosario.

Los investigadores descartan que miembros de grupos armados, autodenominados Agrupación Campesina Armada - Ejército del Pueblo (ACA-EP) o el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), estén detrás de lo ocurrido.

Dejá tu comentario