24 may. 2024

Ovaléma

Se le ha dicho de miles de maneras. Con cortesía, respeto y hasta prudencia, pero las cosas ya no pueden seguir igual. Ahora ya le gritan en medio de una misa y solo le queda buscar cualquier pretexto para ausentarse del país.

Mientras él se ausenta, los que ejercen en el poder real se autoconvocan en el quincho, se sacan fotos y lo publican para que todos sepan quienes en realidad mandan en el Paraguay. Ovaléma presidente. Han pasado más de 100 días y no aparece nada en el horizonte que demuestre que es usted quien realmente ejerce el cargo, que la Constitución le dice que es indelegable. No puede marcharse del país por 10 días y a su vuelta pone en su agenda del día la conversación con dos de sus secretarios que lo acompañaron en toda la gira que incluyó una vuelta completa alrededor de la tierra. Tenemos una prisión tomada por los delincuentes, los asaltos son cosa de todos los días y su ministro asume que no puede, su secretario de economía cambia unos tres artículos de la ley de superintendencia por WhatsApp… y el senado le deja sin quórum mientras 10 mil personas le gritan de todo a usted y los legisladores. Ovaléma eso de fingir que usted es el presidente.

Tanto es el hartazgo que el monseñor Valenzuela en Caacupé comienza asombrado diciendo que todavía no se han dado cuenta de que por error este país los volvió a elegir, creo que se refirió al partido colorado y a Cartes que es quien realmente manda en el país. El prelado fue más lejos diciendo que “el horno no está para bollos” que implica que estamos llegando a un punto en que las calles serán ganadas por el desencanto, la bronca y el hartazgo. ¿Citó en su carta a Catilina y la rogatoria previa a un levantamiento popular en los tiempos de Roma, que en forma de ruego y advertencia le dice: Hasta cuando abusarán de nosotros?. Ovaléma presidente. Usted usó ese jehe’a en la cumbre del Mercosur para afirmar el cansancio del bloque de no cerrar un acuerdo con los europeos. Demasiados años y una acumulación de frustración. Eso es lo mismo que siente el Paraguay con sus asuntos domésticos y que usted parece no dimensionar y en vez de asumir en forma de autocrítica simplemente huye a cualquier cita para retratarse preocupado con la nieta de Mirtha Legrand. Alguno además de ovaléma quizás le agreguen: ¡Japoina!.

Las cosas no están bien, al punto que ni sus amigos del congreso se animan a jugarse por usted. Se ausentan de las votaciones para tentar al paganini de su grupo a que les aumente el valor de sus votos y su alquilada lealtad. Tal vez algunos le tengan miedo a los 10 mil manifestantes del miércoles pasado y no estaría mal que usted también lo piense seriamente porque el Palacio solo queda a unas cuadras del Congreso. Retire el mamotreto de la ley de Superintendencia. Asuma que fue un error presentarlo e impulsarlo a tambor batiente y que las dudas en torno al uso del dinero de las cajas son absolutamente ciertas porque desde hace años le deben al IPS más de 500 millones de dólares y además usted nombra a su presidente y consejo. Ovaléma con eso de querer hacernos creer que esto es para beneficio de todos. Anímese y acabe con la hemorragia de las cajas de los maestros y militares antes y luego consensúe una ley de superintendencia. Mbaretépe... no.

Ovaléma de creer que esto puede ser mejor que lo que hemos tenido. Esto puede ser peor y sus costos enormes para nuestra democracia. Tímidos intentos de lucha contra el crimen organizado se impulsan desde afuera, pero eso de creer que por ser significativamente corrupto, socio de terroristas, parte del crimen organizado o lavador de activos les llenará de vergüenza a los afectados, no pasa nada entre nosotros. La gente y usted se sacan orgullosas fotos con los indiciados. El fiscal general del Estado no perseguirá a nadie de este grupo por iniciativa propia. Ovaléma con eso de jugar a un Estado de derecho donde impera la ley y la justicia. Si los mandatarios no entienden el mensaje, les recordarán los mandantes desde afuera porque haku la yvy (está dura la cosa) y ovaléma.

Más contenido de esta sección
No se admitirá a homosexuales. Tampoco chicos con aritos ni tatuajes. No se admitirá a jóvenes que solo hablen guaraní o aquellos que visten todo de negro, se pinten el pelo o usen ropa oversize. No se admitirá nenes que usen camiseta rosa o niñas que lleven el pelo corto como varones o usen piercing o cualquier otra “cosa rara” que pueda incidir en el resto del grupo.