Nacionales

Necesitan más impresoras 3D para hacer protectores faciales y seguir donando

El decano de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte (FADA) de la UNA, Ricardo Meyer, manifestó que buscan fabricar 10.000 protectores faciales por mes para seguir donando el insumo en todo el territorio nacional. Sin embargo, necesitan 50 máquinas para llegar a esa capacidad.

El arquitecto Juan Carlos Cristaldo y estudiantes de la carrera de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) tomaron la iniciativa de fabricar e imprimir máscaras protectoras para ayudar al Gobierno Nacional con la provisión de insumos en la lucha contra el Covid-19.

Hasta el momento, ya se logró fabricar alrededor de 1.000 a 1.200 protectores faciales con ocho máquinas 3D, de las cuales cinco son de la casa de estudios y tres son prestadas de particulares.

En ese sentido, el decano de la FADA, Ricardo Meyer, refirió en NPY que van a presentar un proyecto al Ministerio de Salud Pública para ampliar la capacidad de producción.

Lea también: Oviedo: Alumnos de Ingeniería donan aspesor automático

"Esta mascarilla no se consigue ni en el mercado internacional porque es muy requerida. El hecho de que tengamos un laboratorio de fabricación suplanta esa escasez. Por eso necesitamos más máquinas. Solicitamos que nos puedan prestar. Esto se va a seguir donando, esto no se vende", refirió.

El objetivo es contar con 50 máquinas en total para llegar a producir 10.000 máscaras en un mes, aseguró.

Hasta el momento, ya donaron los insumos a los hospitales de Clínica, San Jorge, San Pablo y al Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud (IICS), donde se realizan los tests de coronavirus.

Lea más: Costurera de Coronel Oviedo hace trajes de bioseguridad

El académico universitario indicó que reciben por lo menos 10 pedidos al día. "Tenemos de bomberos, de la Policía Nacional, de lugares como Boquerón (Chaco), Caacupé (Cordillera), San Estanislao (San Pedro)", citó.

Ricardo Meyer explicó que las máscaras, que forman parte del equipo de bioseguridad sanitario, son fabricadas con ligamentos de plásticos, que luego son utilizados para la atención de pacientes.

Son elementos no desechables que se pueden reutilizar. Después de ser usados se pueden lavar con lavandina, agua y jabón.

Dejá tu comentario