25 may. 2024

Movilización mide la tensión social y refleja desgaste ante el descontento

Hubo tibia reacción del Gobierno que solo convoca para mañana a una reunión con universitarios. Hubo un encuentro con el cardenal Adalberto Martínez para analizar crisis social que sigue latente.

27617368.jpg

Con la Iglesia. Líderes estudiantiles de la UNA se reunieron ayer con cardenal Adalberto Martínez para analizar situación.

La movilización de los universitarios logró articular a varios sectores sociales, incluida la Iglesia, como una señal de descontento hacia el Gobierno, que recientemente cumplió ocho meses de gestión. Se juntaron grupos de estudiantes, campesinos, de jubilados, entre otros, reclamando no solo el Arancel Cero y sus garantías, sino también otros derechos que consideran no son cubiertos por el Estado.

Se trata de un termómetro de niveles de impopularidad y malestar por las políticas del gobierno, contra las cuales reaccionaron miles de personas en todo el país, no solo en Asunción.

Para la politóloga Rocío Duarte, la manifestación no fue dirigida hacia un solo sector, como el cartismo, sino hacia el gobierno mismo.

“Antigobierno en general, no solo contra la facción cartista del partido de gobierno, sino una reacción crítica contra el ejercicio del poder en el país”, expuso la analista.

Duarte indicó que igualmente el Arancel Cero en las universidades puede mover a mucha gente porque es trasversal a las familias y comunidades.

“El tema del Arancel Cero es una preocupación que no afecta solo a estudiantes, sino a la sociedad paraguaya de manera transversal, ya que los costos que conlleva la educación superior afecta en general a las familias y comunidades de quienes se encuentran estudiando, y afecta de manera más enfática a la población de menores ingresos”, puntualizó.

La Ley Hambre Cero eliminó el Fonacide que no solo cubría el arancel universitario, sino también otros programas de salud, investigación, entre otros. Para Duarte, este es un motivo más por el que se unieron otros sectores a la movilización.

“Aparte del Arancel Cero, tienen interés directo en el tratamiento del tema todas aquellas personas que de manera directa o indirecta se ven afectadas por la financiación de los programas de Fonacide que corren peligro con esta política”, apuntó.

La politóloga sostuvo que los grupos sociales que se plegaron no se preocupan solo por las políticas del gobierno, “sino por el manejo de las instituciones que se están observando en este periodo”.

REACCIÓN DEL GOBIERNO. El viceministro de Educación Superior, Federico Mora, prefirió no hacer autocrítica sobre el descontento de los estudiantes y se limitó a señalar que el gobierno hubiese generado de forma distinta algunos focos e información.

Solo asumió como supuesto error no haber identificado quiénes son los representantes estudiantiles para entablar el diálogo.

“El mea culpa pasa por el hecho de que no fue identificado el escenario de que, dentro de la universidad, se da un problema de legitimidad en la representación. Hay instancias constituidas y esas instancias son cuestionadas en su legitimidad y surgen instancias adicionales. Les cuesta identificar quién es la contraparte”, indicó.

Habrá una próxima reunión mañana, a las 14:00, en el Archivo Nacional, con los universitarios. Estarán presentes Óscar Lovera, del Ministerio de Economía; Mora y Juan José Galeano, asesor en asuntos sociales y económicos de la Presidencia.

27616933.jpg

Presión. El Gobierno anunció que no hará otra ley, pese al reclamo de los estudiantes.

27613866.jpg

Arancel Cero es una preocupación que no afecta solo a estudiantes, sino a la sociedad de manera transversal. Rocío Duarte, politóloga.

Más contenido de esta sección
El esposo de la hija del decano de Odontología, Rodolfo Perruchino, fue nombrado en la Facultad de Odontología de la UNA. Denuncias acusan favoritismos para el ingreso del yerno.
Gobierno ahora recién habla de un saldo de USD 494 millones para garantizar programas sensibles. Luego de varias horas de discusión, las autoridades del Ejecutivo se abrieron a las exigencias de estudiantes.
Tras más de siete horas de debate en la mesa de diálogo, que en algunos momentos fue tenso, los estudiantes y las autoridades firmaron una carta de compromiso para establecer mesas de trabajo con todos los representantes de los programas afectados por la eliminación del Fonacide. La firma del documento se dio después de la insistencia de los universitarios.
El crimen organizado transnacional y el narcotráfico “eliminan a cuanta autoridad independiente exista” y solo un espacio sin Estado de derecho les garantiza impunidad, dice Alarcón.