Economía

Metrobús: Contraloría constata el descalabro técnico y financiero

La CGR emitió los resultados de su auditoría al MOPC, a agosto de 2018. El informe ratifica que en el proyecto Metrobús no hay documentos por pagos de millonarios anticipos, a más de otras falencias.

La Contraloría General de la República (CGR) dio a conocer los resultados de varias auditorías a entidades estatales. En el caso del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), el organismo contralor encontró y se ratificó en diversas falencias acontecidas en la administración de Ramón Jiménez Gaona, por lo que remitió una nota al actual titular, Arnoldo Wiens, para que corrija las irregularidades.

En ese sentido, en el proyecto Metrobús se evidenció que no hubo remisión completa de los documentos de respaldo que sustenten la diferencia de G. 4.772 millones en concepto de anticipo. También se observaron inconsistencias en los reportes e informes remitidos por el MOPC en los montos pagados y obligados.

La Contraloría también destacó que la obra cuenta con un atraso importante desde la fecha de inicio oficial (26/8/16) y muestra 23,035% de avance físico financiero, según el informe presentado por la empresa fiscalizadora Consorcio Typsa-Incosa-Ingeneg.

Recalcó que el convenio modificatorio del 21/12/17 fijó el plazo máximo de realización de la obra para diciembre de 2018.

El ente contralor enfatizó que el atraso revela deficiencias en la correcta planificación, falta de previsión para atender los diferentes temas como los problemas sociales con los frentistas, la liberación de la franja de dominio, el pago de indemnizaciones, así como otros aspectos legales. Todos estos impasses existieron “pese a la gran cantidad de estudios técnicos y consultorías realizados por el MOPC”, apuntó la CGR.

Añadió que el convenio modificatorio N° 4 ha incluido el ítem de zanja técnica por G. 58.837 millones, que no fue previsto inicialmente. Así se demuestra “la falta de previsión adecuada en la planificación y proyección de la obra, pese a estudios técnicos y consultorías efectuadas”.

Competencia y ambiente

La Contraloría enfatizó que las modificaciones importantes y sustanciales efectuadas durante la ejecución contractual dejan como consecuencia la falta integral al cumplimiento de principios básicos que rigen a las contrataciones públicas como es en este caso el de igualdad y libre competencia.

En el aspecto ambiental, señaló que en el campamento de obras de la empresa Mota Engil, en San Lorenzo, se denotó transgresión al Plan de Manejo Socioambiental (PMSA) en referencia al aseo, orden y limpieza. Se encontraron equipos de seguridad en desuso y abandonados como residuos dispersos por el sitio.

También hay una diferencia de G. 12.570 millones entre los saldos expuestos en el balance de comprobación de sumas y variaciones y lo informado por el Departamento de Ingresos de la Dirección de Finanzas.

Guillermo Alcaraz, responsable del proyecto Metrobús durante el gobierno anterior, dijo que en su momento el MOPC realizó los descargos correspondientes y calificó de desfasado el informe. Sin embargo, la Contraloría se ratificó en sus observaciones, porque las respuestas recibidas no respondían a los cuestionamientos.

“Comprobar qué pasó realmente”
Sixto Morínigo, interventor designado por el ministro Arnoldo Wiens para auditar el proyecto Metrobús, comentó que recibieron el informe de Contraloría hace dos días, por lo que se están analizando las observaciones hechas y todavía no entraron en detalles. “Vamos a comprobar qué es lo que realmente pasó, si hay descargos que hacer los vamos a preparar. Tenemos que revisar desde un principio, desde 2016, hay muchos documentos”, indicó.

Dejá tu comentario