Política

Messer, prófugo, farreó con políticos del Amambay

Era la fiesta de su primer (y último) cumpleaños como fugitivo de la ley en la clandestinidad y Darío Messer no resistió la tentación de hacerse al menos dos selfies con la cámara de su teléfono celular.

PEDRO J. CABALLERO Y PONTA PORÃ

El Doleiro dos Doleiros (lavador de dinero) brasileño, naturalizado paraguayo, llevaba cuatro meses escondido, huyendo tanto de la Justicia de su país como de su patria adoptiva, lejos de sus tres hijos (que junto a su ex mujer lo habían traicionado, delatando sus negociados a la Fiscalía). Pero ahora estaba allí, en el salón comedor de la lujosa mansión de su gran amigo, socio comercial y cómplice en sus presuntas operaciones ilícitas, Antonio Joaquim da Mota, más conocido como Toño, y algunos miembros de su familia e invitados especiales, en la céntrica esquina de la Avenida Brasil y la calle (rúa) Jorge Roberto Salomao, en la ciudad brasileña de Ponta Porá, a apenas una cuadra de la avenida principal que la divide de la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero, Amambay.

Era la noche del lunes 9 de setiembre de 2018. Ese día Darío Messer cumplía 60 años de edad y para celebrarlo sus anfitriones le ofrecieron una cena regada con abundante buen vino, champán y whisky escocés, además de agua mineral, según se puede apreciar en las fotos.

LOS COMENSALES

En la primera imagen, Darío aparece al lado del dueño de casa, Antonio Joaquim da Mota, socio y dueño de varias estancias e industrias en el Paraguay y en Brasil, como FrigoNorte, Frigoforte, Silverbeef, Agroganadera Aquidabán SA, y desde el 19 de noviembre último preso en la ciudad de Campo Grande junto con su esposa Cecy, su hijo Antonio y su ahijado Orlando, por presunto lavado de dinero y otros delitos, en el marco del operativo Patrón - Lava Jato de la Justicia brasileña.

Messer Con Cecy Méndez y Antonio Joaquin (hijo)
Messer con Cecy Méndez y Antonio Joaquin (hijo)
Messer con Cecy Méndez y Antonio Joaquin (hijo)

El tercero que aparece en la misma foto ha sido identificado como Alexandre Gómez, hijo del conocido ganadero, empresario, dirigente deportivo y político colorado pedrojuanino Lalo Gómez, quien fue el jefe regional de campaña de la ANR para las últimas elecciones y uno de los principales referentes de Colorado Añetete en la zona, colaborador del actual presidente Mario Abdo Benítez.

Lea más: "Hace 20 años que EEUU sigue pasos de HC y Messer, según pesquisa"

En diálogo con Última Hora (ver recuadro), Alexander Gómez confirmó que efectivamente asistió a la cena invitado por el hijo de Toño da Mota, pero alega que no sabía que era el cumpleaños de Darío Messer, y tampoco sabía quién era el Doleiro prófugo, destacando que no existe ningún reclamo judicial en contra suya.

En la foto se ve además a una cuarta persona, quien aparece de espaldas conversando con otro joven. Las fuentes que brindaron pistas a ÚH acerca de la fiesta clandestina de cumpleaños de Messer aseguran que sería el diputado colorado por Amambay Juancho Acosta, quien también pertenece al movimiento oficialista Añetete, pero miembros de su entorno han desmentido la versión. “El diputado Acosta no asistió a esa cena, pero otros políticos de Amambay sí lo hicieron, aunque no aparecen en la foto”, refieren.

En la segunda imagen se ve a Messer posando con Cecy Méndez Goncalves da Mota, esposa de Toño, y el hijo de la pareja, Antonio Joaquín Méndez Goncalves da Mota, ambos también detenidos por la Policía Federal en el operativo Patrón.

Pedido de aclaratoria: El abogado Pedro Ovelar, representante legal del frigorífico Concepción, aclaró que la empresa cárnica no tiene relación alguna con el señor Antonio Joaquim da Mota, quien en un principio figuraba como supuesto socio de la firma.

SECRETO A VOCES

La aparición de estas fotos, que estaban en la memoria de uno de los teléfonos celulares de Darío Messer, decomisados por la Policía Federal durante su detención el 31 de julio en São Paulo y agregadas al expediente completo del Operativo Patrón, confirman lo que varios referentes del mundo periodístico fronterizo revelaron a Última Hora: la permanencia del buscado Doleiro prófugo, ocultado y protegido en viviendas y estancias de Antonio da Mota, entre mayo y setiembre de 2018, era un secreto conocido por varios referentes políticos y empresariales de Pedro Juan Caballero, como de la vecina ciudad brasileña de Ponta Porã, pero que mantuvieron guardada la información en forma cómplice a pesar de los insistentes requerimientos de la Justicia.

Nota relacionada: "Darío Messer cayó en Brasil tras estar prófugo un año y dos meses"

“Eran varios los que sabían que Messer estaba escondido en la estancia y en algunas casas de Toño da Mota, pero callaban por amistad con los principales protectores del Doleiro, como el mismo Toño, el empresario Felipe Cogorno (dueño del Shopping China, también en la lista de las órdenes de detención de la Justicia brasileña) o el entonces propio presidente de la República, Horacio Cartes (al principio también con pedido de prisión, aunque ahora con levantamiento de dicha orden), o simplemente por miedo a sufrir represalias en caso de delatar el secreto mejor guardado”, nos dijo un conocido comunicador pedrojuanino, que pidió reserva de su identidad, también por temor a represalias.

DÓNDE SE ESCONDIÓ

Cuando en mayo de 2018 un juez brasileño ordenó la detención de Darío Messer, como uno de los principales acusados del gran caso delictivo conocido como Lava Jato en el Brasil, con un esquema de lavado de dinero y evasión de divisas que alcanza la cifra de USD 1.652 millones, el llamado Doleiro dos Doleiros se encontraba en el Paraguay y rápidamente se ocultó en la estancia de uno de sus amigos y socios, el empresario fronterizo brasileño Roque Silveira, alias Zero Um o El Jefe, en la zona de Salto del Guairá, Departamento de Canindeyú.

Ante el riesgo de ser descubierto, en seguida se movilizó hacia la zona de Amambay, donde otro de sus grandes amigos y socios, Toño da Mota, le otorgó refugio y protección.

El expediente completo de la Policía Federal brasileña comprueba que tanto Darío como su novia y cómplice Myra de Oliveira Athayde utilizaron en sus teléfonos celulares el servicio de conexión wifi de la familia Da Mota en varios momentos entre mayo y setiembre de 2018, tanto en inmuebles ubicados en Pedro Juan Caballero, Paraguay, en una estancia ubicada en la zona de Cerro Cora’i, como en la ciudad brasileña de Ponta Porã.

messer (1).jpg
De telenovela. La mansión de Toño da Mota, en Ponta Porã, donde Darío Messer farreó con políticos paraguayos invitados. El nombre de la calle evoca a un exitoso telefilme del vecino país.
De telenovela. La mansión de Toño da Mota, en Ponta Porã, donde Darío Messer farreó con políticos paraguayos invitados. El nombre de la calle evoca a un exitoso telefilme del vecino país.

Más sobre el tema: "Video: Así fue la detención de Dario Messer en Brasil"

El informe incluye una foto fechada el 31 de mayo de 2018, en la que se ve a Darío Messer desayunando muy sonriente con café, leche y tortas, en la cocina de una vivienda, que según la geolocalización se encuentra sobre la avenida Curupayty casi Coronel Martínez, en pleno centro de la ciudad de Pedro Juan Caballero, a solo siete cuadras de la Gobernación de Amambay y la sede de la Policía Regional y a dieciséis cuadras del Palacio de Justicia. Es uno de los escondites que le proveyó la familia Da Mota y en donde se encontraba con su novia y operadora de transacciones de lavado de dinero.

Pero ni Darío ni Atahyde permanecían en un solo lugar. En otro momento, las coordenadas de los teléfonos que utilizaron apuntaron a una finca rural en las afueras de Pedro Juan. Probablemente se trataba de la fazenda Buracao o del establecimiento de la Agroganadera Aquidabán que los Da Mota mantienen en la colonia Cerro Cora’i, uno de los inmuebles que Antonio heredó de su padre, el célebre Joaquinziño da Mota, ya fallecido, quien según el ex juez Adalberto Fox, quien lo procesó por narcotráfico en 1985 y lo envió a la cárcel, “era el segundo en jerarquía en la escala del tráfico de drogas, luego del entonces capo máximo, el turco Fadh Yamil”.

CRUZANDO LA FRONTERA

Como se sentía protegido y seguro, Darío también cruzaba la frontera desde Paraguay para visitar otros inmuebles de los Da Mota en el lado brasileño.

En una de las fotos que contienen el expediente completo del Caso Messer, Darío aparece con un quepis que lleva la inscripción comercial Casa de Carne Novilho de Ouro. Se trata de una tienda de venta de productos cárnicos del tipo prémium, sobre la calle Maracaju 411 de Ponta Porã, propiedad de Cecy Méndes Goncalves da Mota, más conocida como Cecyzinha, hija de Toño, la única miembro de la familia que no cayó presa en el Operativo Patrón. Los investigadores aseguran que Darío también visitó el lugar durante sus paseos clandestinos y que probó sus ricos cortes de asado.

Su última estadía fue en la mansión de los Da Mota, sobre la avenida Brasil, donde celebraron el cumpleaños de Darío, que a la vez fue su fiesta de despedida. A fines de setiembre lo trasladaron a São Paulo, para seguir oculto allí. El delegado de la Policía Federal, Alexandre Camoes Bessa, asegura que fue Toño da Mota quien transportó a Darío en su avión privado desde su estancia.

En Pedro Juan, muchos políticos que sabían el secreto por fin respiraron con alivio.

“Asistí a la cena sin conocer a Messer”

Alexander Gómez confirmó a Última Hora que él es el hombre que aparece al lado de Darío Messer y Antonio da Mota en la foto captada en la cena que se realizó en la casa del empresario brasileño (actualmente preso), en la ciudad de Ponta Porã.

“Mi hermana era la novia del hijo de Antonio da Mota, por eso me invitaron a la cena. Yo asistí sin saber quién es el hombre que estaba sentado al lado del dueño de casa, no le conocía a Darío Messer, tampoco hablé con él esa noche”, explicó el joven empresario pedrojuanino.

“No participé en nada ilegal. Mi nombre no figura entre los requeridos por la Justicia. Contraté a un abogado para que haga averiguaciones y tengo los certificados de la Justicia Federal y Estadual que afirman que no tienen nada contra mí. Solo aparecí en una foto familiar”, destacó. Proveyó a ÚH los certificados que atestiguan que no tiene cuentas pendientes con la Justicia.

Alexander aseguró que no recuerda la fecha en la que se realizó la cena y tampoco comentó sobre la identidad de los demás invitados.

Ayudaron a darle una identidad falsa

Los miembros de la familia Da Mota no solamente ayudaron a Darío Messer a ocultarse de la Justicia y a mover sus activos desde cuentas y bienes en el Paraguay, sino que además le posibilitaron obtener una identidad falsa para seguir escapando de la Justicia, según el expediente completo de la investigación federal.

Antonio Joaquim da Mota le pasó a Darío a través de mensajes de texto los precios de servicios para proveer de cédula de identidad paraguaya a su novia Myra de Oliveira, como la manera en que debía utilizar una cédula brasileña falsa obtenida a nombre de Marcelo de Freitas Batalha, con la que Darío pudo viajar a São Paulo, en el avión del ganadero brasileño-paraguayo.

“Puedes usar esa placa (cédula) tranquilo”, le dijo en un chat, ya que el sujeto cuya identidad había usurpado con la foto de Darío había nacido en el mismo día (9) y en la misma ciudad brasileña (Lorena). “Quizás sea una pura coincidencia. Puedes encontrar otras personas con ese nombre, pero no existe ninguna que sea la misma persona”, aseguró Antonio.

Dejá tu comentario