Nacionales

Médica sindicalista denuncia que la apartaron de cargo por represalias

La doctora Rossana González, titular del Sinamed, denunció que el Ministerio de Salud la apartó de su cargo en el Hospital de Barrio Obrero en represalia a las denuncias que realizó días atrás y ante la aproximación de la huelga general de médicos prevista para el 23 de setiembre. La directora del hospital rechaza esto.

La doctora Rossana González, secretaria del Sindicato Nacional de Médicos (Sinamed), denunció que fue apartada de su cargo como encargada del departamento de Salud Ocupacional del Hospital de Barrio Obrero, luego de que pidiera dejar sin efecto una renuncia que presentó en el mes de abril.

La médica manifestó que si bien el pasado 30 de abril presentó su renuncia al cargo de encargada del departamento, por incompatibilidad con la dirección del hospital, en el mes de agosto volvió a enviar una nota pidiendo dejar sin efecto su renuncia. Sin embargo, este viernes le informaron que se aceptó su dimisión del cargo.

La doctora también recibió una amonestación por escrito por supuestamente no cumplir con horario laboral en fecha 20 de agosto, día en que había informado al hospital que tenía una reunión como representante sindical con autoridades del Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Salud. Dijo que, a pesar de informar de la reunión, su salida fue contada como ausencia injustificada.

Nota relacionada: Salud reduce carga horaria de médicos, pero no para todos

Reclamó que en primera instancia no se le haya amonestado verbalmente primero, ya que en 12 años de carrera en el hospital nunca fue sancionada.

Dijo que todas estas medidas se dan en coincidencia con la denuncia realizada por el abandono de camas donadas por Alemania, en la intemperie, durante la reparación de uno de los pabellones del hospital y ante la próxima huelga general de médicos prevista para el 23 de setiembre.

"Me hacen esto justo en la puerta de la huelga general de médicos, después de haber denunciado situaciones irregulares en el hospital. Yo denuncié la intercambiabilidad de vacunas Covid-19 a 40 funcionarios. Denuncié, en el pico de la pandemia, el exceso de trabajo de las enfermeras del hospital, denuncié la falta de flujómetro, la falta de gerenciamiento de la directora, denuncié el despido de embarazadas y puérperas y las camas en la intemperie. Posterior a eso viene esta sanción y viene ahora la orden del ministro de Salud de quitarme del departamento", denunció.

También puede leer: Médicos siguen presionando por mejores condiciones laborales y se preparan para huelga

Señaló que estas medidas son una represalia que se dan de forma alevosa demostrando una abierta persecución sindical. "Nadie dio la cara, la jefa de Recursos Humanos me entrega la nota y no da la cara ni la directora (Norma Velázquez), ni la directora médica, nadie dio la cara, nadie me explica qué funciones voy a cumplir ahora y realmente es demasiado alevoso", lamentó.

Agregó que recientemente el titular del Ministerio de Salud, Julio Borba, también sacó una resolución que coarta el derecho al liderazgo sindical, ya que limita a cinco veces por mes los permisos de salida por cuestiones sindicales.

"Tenés que pedir permiso con cinco días de anticipación y el director debe darte permiso para ir a denunciar algo del hospital. Probablemente, sea una estrategia de infundir el miedo para que nadie se sume, pero eso es peor porque hoy mis compañeros están más infundidos de coraje que por miedo", advirtió.

"Yo estoy frente al Hospital de Barrio Obrero, frente a la Urgencia, sentada en el asfalto y yo no voy a salir de acá hasta que alguien dé la cara, voy a amanecer acá, voy a esperar, que sea sábado, domingo, no me voy a mover de aquí hasta que alguien me explique por qué me sacaron de mi departamento. Acá me voy a quedar, no me voy a mover y le hago responsable al ministro si algo me pasa", afirmó.

"Lo que se aceptó fue su renuncia de encargada del comité"

Por su parte, la directora del Hospital de Barrio Obrero, Norma Velázquez, declaró a Última Hora que la doctora González "personalizó" la situación y dijo que entendía su postura ya que es un momento apropiado para hacer un "berrinche".

"Realmente el ministro, en ningún momento ordenó que se le saque del departamento de Salud Ocupacional, lo que se acepta es su renuncia a encargada del comité, porque los estatutos de Salud Ocupacional son comités, no son luego ni departamento ni jefatura. En la resolución del ministro no figura que la misma fue trasladada a otro lugar, ella sigue formado parte del departamento hasta que se defina o ella defina si quiere seguir ahí", explicó.

Velázquez señaló que esto se trata de una postura personal de la doctora Rossana y negó que se trate de represalias contra la médica.

"Ella habla de persecución sindical, que es persecución laboral. No, si se habla de una persecución laboral ahí están todas las órdenes de trabajo en donde ella no trabajó en un mes y medio firmadas por mi persona, no fueron licencias de una o dos horas, fueron de jornadas laborales completas, de qué persecución hablamos", indicó. Dijo que ella también se siente perseguida por la doctora en particular.

La directora explicó que la renuncia fue aceptada meses después porque la doctora González exigió que en su reemplazo sea ubicada una especialista del área. "Estábamos nosotros buscando el perfil hasta que pudimos conversar con una colega de Salud Ocupacional. Cuando ella aceptó trabajar con nosotros, dijimos que era el momento de aceptar la renuncia ya que la profesional reúne con el perfil que se necesita", sostuvo.

Dejá tu comentario