26 may. 2024

Marito prevé más deuda y nuevos cargos en su último año de gestión

PGN 2023 llegará a USD 14.793 millones, según documento enviado al Congreso. Contempla endeudamiento por USD 1.860 millones, creación de 1.750 puestos y mayores subsidios sociales.

Presentacion PGN 2023 en el Congreso_36837794.jpeg

Presentación. Autoridades de Hacienda entregaron ayer el proyecto de ley al Congreso.

El Poder Ejecutivo presentó ayer ante el Congreso el proyecto de ley que establece el Presupuesto General de la Nación (PGN) para el 2023. Del acto oficial participaron el presidente del Legislativo, Óscar Salomón; el titular de la Comisión de Hacienda del Senado, Fulgencio Rodríguez; el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas; así como todo el gabinete de la cartera fiscal, entre otros.

Con las expectativas de que la economía se recupere el año próximo y crezca un 4,5%, el plan de gastos público contempla un monto global de G. 102,6 billones (USD 14.454 millones), lo que implica un aumento del 6% frente al vigente e incluye un déficit del 1,5% del PIB.

Ese número, no obstante, terminará trepando a los G. 105 billones (USD 14.793 millones) si el Legislativo da su visto bueno a la ampliación del saldo rojo hasta el 2,3%, como solicita Hacienda en el articulado. De esta forma, este sería el quinto año consecutivo, pero el último, en el que el Tesoro recurre a la cláusula de escape de la Ley de Responsabilidad Fiscal para calzar el PGN.

Del total que prevé gastar el Estado en 2023, el 52% se financiará con fondos propios originados por tasas u otro tipo que generan las entidades; y el 35% con recursos que provienen del cobro de impuestos. Así, el restante 13%, equivalente a USD 1.860 millones, se calzará con endeudamiento, un número que es 13,8% superior al previsto para este año.

Del total del pasivo que prevé la administración de Mario Abdo en su último año de gestión, USD 427 millones serán destinados al servicio de los compromisos próximos a vencer, proceso comúnmente conocido como bicicleteo; mientras que USD 1.433 millones corresponden a nueva deuda.

Gran parte de los bonos y créditos a tomarse serán para financiar las obras públicas, sector en donde el Estado pretende invertir unos USD 1.460 millones.

APARATO. En lo que será un nuevo año electoral, algo que tampoco detendrá su avance es el gasto estatal en salarios.

El proyecto de PGN 2023 contempla un total de 316.383 cargos, lo que implica un aumento de 1.750 con respecto al vigente en este año. Según Hacienda, esto corresponde exclusivamente a la creación de rubros para la policía y docentes, enfatizando en que no se prevén nuevos nombramientos para funcionarios administrativos.

El gasto neto en salarios llegará a los USD 4.148 millones, un aumento del 9% frente al monto inicial previsto para este 2022. Las remuneraciones al personal se llevarán, en principio, el 70% de todo lo que recaudará el Fisco en concepto de impuestos.

El proyecto contempla un reajuste del 16% para docentes, en dos etapas, como se acordó con los gremios, dando conclusión al proceso para llegar al salario básico profesional. También contempla subas para personal de blanco en carrera, fuerzas públicas y para quienes ganan menos del mínimo. No obstante, el ministro Llamosas informó que no incorporaron el incremento aprobado por la Corte para magistrados y funcionarios judiciales, así como otras subas generalizadas.

Los números del Presupuesto 2023

  • 14.793 millones de dólares totaliza el PGN 2023.
  • 1.001 millones de dólares será el déficit fiscal.
  • 43.744 millones de dólares alcanzará el PIB.
  • 4.556 millones de dólares recaudará el Fisco.
  • 1.860 millones de dólares se tomará vía deuda.
  • 4.148 millones de dólares devorarán los sueldos.
  • 1.460 millones de dólares se invertirán en obras.
  • 316.383 empleados públicos habrá el año próximo.
  • 70% de la recaudación de impuestos irá a salarios.
  • 25.000 beneficiarios se incluirán en subsidios.
Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.