Nacionales

Las reuniones de Sebastián Marset con hombre vinculado al avión iraní en Asunción

Según revela un documento enviado desde el Comando Tripartito al fiscal Lorenzo Lezcano y al que tuvo acceso Última Hora, Federico Ezequiel Santoro Vasallos, persona que recibió en Paraguay a los tripulantes del avión iraní, mantuvo reuniones con el supuesto narco Sebastián Marset y otros miembros de su organización.

El informe que confirma que el fiscal de la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado, Lorenzo Lezcano, sabía de la existencia del clan de Sebastián Marset, desde marzo del 2021 (un año antes de la operación A Ultranza Paraguay), ya mencionaba a Santoro Vasallos.

Federico Ezequiel Santoro Vasallos cobró relevancia debido a que, según lo expuesto por el ministro del Interior, Federico González, el empresario uruguayo figura como la persona que recibió en Paraguay a la tripulación del avión venezolano-iraní al que se vincula con el terrorismo.

El secretario de Estado indicó que Santoro supuestamente tendría vínculo con Sebastián Enrique Marset Cabrera, jefe de la organización criminal dedicada al narcotráfico y al lavado de dinero en Paraguay, descubierta en el marco del operativo A Ultranza PY.

Un documento enviado por el Comando Tripartito al fiscal Lezcano revela los seguimientos que se realizaron a los integrantes del grupo liderado por Sebastián Marset en Asunción.

En el mismo, se detallan las reuniones que mantuvo el líder de la organización con otros implicados en A Ultranza PY.

Lea además: A 3 meses de la muerte de Pecci, en Colombia apuntan al clan Insfrán

En julio de 2021, un nuevo reporte hace mención a una reunión que mantuvo Sebastián Marset con Alberto Koube Ayala (supuesto encargado del lavado de dinero) con “un nuevo elemento” del esquema, quien luego fue identificado como Federico Ezequiel Santoro Vasallos.

El 5 de junio del 2021, Sebastián Marset y Alberto Koube Ayala (gerente de Tapyracuai) se reunieron con Santoro Vasallos en una conocida confitería situada sobre la Calle Lillo, del barrio Villa Morra de Asunción.

Tas la reunión, el empresario uruguayo vinculado al avión iraní se dirigió hasta un hotel situado sobre Aviadores del Chaco.

Ya entonces, el documento advertía al fiscal Lorenzo Lezcano que Federico Ezequiel Santoro Vasallos tenía una causa abierta desde el año 2009 por Trata de Personas. El ciudadano uruguayo es un empresario del sector de turismo y transporte terrestre y la firma habría sido utilizada para este fin.

Nota relacionada: ¿Quién es el uruguayo Sebastián Marset?

A su vez, el Comando Tripartito detallaba que Santoro Vasallos tenía una propiedad en el kilómetro 9, a orillas del lago Acaray, en Ciudad del Este, donde guardaba embarcaciones y vehículos de alta gama.

Crimen del fiscal Marcelo Pecci y Colombia

El medio colombiano El Tiempo publicó la supuesta declaración de Francisco Correa Galeano, considerado como líder del grupo que llevó a cabo el asesinato de Pecci. Él es el único detenido en el caso que no aceptó los cargos.

Destacaron que Correa dijo que el dinero, la logística y la información para matar a Marcelo Pecci los habrían enviado desde Paraguay y que estos llegaron a Colombia a través de un hombre que haría parte de una red internacional de narcotráfico.

Lea también: Uruguayo vinculado a caso de Ultranza habría recibido a tripulación del avión iraní

“De acuerdo con Correa, a él lo ubicaron en Medellín dos hermanos colombianos (dedicados al tráfico de cocaína)”, esto supuestamente a petición de una persona que operaba en Paraguay.

Presuntamente, los traficantes habrían conocido a un capo paraguayo en una cárcel de Honduras y ahí hicieron conexión. Fueron 2.000 millones de pesos lo que habría recibido Correa para tramar el asesinato.

Apuntaron a Miguel Insfrán, alias Tío Rico, y a Sebastián Marset como presuntos autores morales.

Esta información no fue confirmada ni descartada por las autoridades paraguayas que acompañan la investigación del asesinato del fiscal Marcelo Pecci, ultimado por sicarios cuando estaba de luna de miel en Colombia.

No obstante, Miguel Mendieta, abogado del clan Insfrán, sostuvo que ningún miembro de la familia “tuvo motivos” ni ordenó el homicidio del fiscal Marcelo Pecci, asesinado a tiros en Colombia.

Dejá tu comentario