Nacionales

La mayor tragedia fluvial del país

Un centenar de personas murieron en el naufragio más grande que ocurrió en Paraguay, el 10 de febrero de 1978. El buque Myriam Adela se hundió en el río Paraguay cuando un repentino temporal azotó la zona del Puerto Kemmerich, en Concepción.

La motonave había salido de Asunción el 9 de febrero con destino a Vallemí, con paradas en cada puerto. A las 19.00 del segundo día de viaje ocurriría el siniestro. Un repentino torbellino hizo que la embarcación, repleta de pasajeros y con unas 17 toneladas de carga, quedara boca abajo. Tras salir a flote nuevamente, se hundió en las aguas del río. Según relató posteriormente el propio capitán del barco, Juan Bautista Coronel, ante los vientos fuertes y la inclemencia del tiempo la tripulación intentó girar para resguardarse hacia la costa pero no hubo tiempo.

Lea más: A 40 años del naufragio del Mirian Adela

Familias enteras murieron en el accidente. Se estima que fallecieron 113 personas y sobrevivieron 47. Entre las sombrías historias de aquella tarde, hubo una heroica: la de Eligio González. El hombre debía retirar del buque una encomienda de su patrón y vio cómo el Myriam Adela se hundió. Ni bien escuchó los pedidos de auxilio, se lanzó al río con su pequeño bote para ayudarlos. Terminó rescatando él solo a unas 25 personas.

Myriam Adela.JPG

En los días siguientes las tareas de búsqueda de los desaparecidos fue intensa. El trabajo de los hombres rana de la Armada Nacional fue importante para la recuperación de decenas de cuerpos. Recién el 26 de febrero el Myriam Adela fue reflotado y, con los años, volvería a funcionar, pero solo como transporte de cargas. El accidente conmocionó al país y quedó en la historia como la mayor tragedia fluvial del país.

Dejá tu comentario