La Fiscalía investiga a Portillo por tráfico de influencia y otros delitos

El fiscal adjunto de Delitos Económicos y Anticorrupción, Federico Espinoza, decidió ayer abrir una investigación penal contra el diputado liberal Carlos Portillo Verón por los delitos de tráfico de influencia, cohecho pasivo agravado, soborno y asociación criminal.

Esto, a raíz de que saltaron a la luz pública una serie de audios que evidencian la supuesta intromisión política en los casos judiciales tramitados en los tribunales altoparanaenses. En ellos se escucha al legislador del PLRA electo en el Alto Paraná.

Además designó al fiscal José Dos Santos para iniciar la investigación. Teniendo en cuenta que se encuentra de vacaciones, le va a interinar la fiscala Liliana Alcaraz.

La conversación del diputado Portillo es con Auda Fleitas de Giménez, procesada por producción de documentos no auténticos y estafa. El legislador le dice a la mujer que dos camaristas ya habrían firmado una resolución favorable en su caso y que solamente falta la firma de Isidro González Sánchez.

Portillo admitió que habló con Fleitas, pero negó que sea un tráfico de influencia. Afirmó que la procesada le pidió tomar su caso, que no hablaron de dinero y, finalmente, no intervino en la causa. “Solamente falta la firma de él (de González), él hace rato votó todo ya, esos tres que dijiste, hace rato pasó todo, en sucio pasaron todo. Ellos firmaron ya, esos dos y falta que firme este señor”, se escucha decir al legislador liberal.

PARENTESCO. El fiscal general Javier Díaz Verón sería pariente del diputado Carlos Portillo Verón, quien además es oriundo de Caazapá, donde nació la máxima autoridad del Ministerio Público, según confirmaron fuentes a ÚH, y a su vez también sería familiar de Pedro Díaz Verón, ex intendente de Caazapá, hermano del fiscal general, quien salió electo como candidato a gobernador. Para completar el clan familiar está María Ester Portillo, quien pugnará por la Gobernación del Alto Paraná.

Dejá tu comentario