Nacionales

Imputados por quíntuple asesinato irán a Tacumbú y al Buen Pastor

La jueza María Griselda Caballero decretó la prisión preventiva para Bruno Javier Marabel, principal sospechoso del crimen contra una familia, y las otras tres personas procesadas por este caso. Dos mujeres, dos niños y un adulto fueron asesinados en una casa de Asunción.

Los cuatro procesados por el asesinato de las cinco personas se presentaron, este miércoles, a su audiencia de imposición de medidas en el Palacio de Justicia.

La jueza Penal de Garantías María Griselda Caballero se allanó al pedido del Ministerio Público y decretó la prisión preventiva para todos los imputados por este caso registrado en una casa ubicada en el microcentro de Asunción.

El principal sospechoso del quíntuple crimen es Bruno Javier Marabel Ramírez, quien deberá guardar reclusión en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, al igual que Marcelo Gabriel Sosa Díaz.

Mientras que las mujeres Alba Rosalía Armoa y María Araceli Sosa Díaz, estarán privadas de su libertad en la cárcel de mujeres el Buen Pastor.

La fiscala Esmilda Álvarez imputó a Bruno Marabel por feminicidio y homicidio doloso, mientras que a los otros tres por homicidio doloso en calidad de cómplices.

Lea más: Principal sospechoso de crimen macabro niega haber confesado

Néstor Candia, abogado de los hermanos Marcelo Gabriel y María Araceli Sosa Díaz, adelantó que apelará la decisión de la magistrada, debido a que la investigación no justifica indicios que involucren a sus defendidos en el caso.

“Supuestamente, Bruno dejó constancia que las chicas y el hermano de mi cliente no tienen nada que ver en el caso, y nosotros tenemos pruebas de que ellos no tenían conocimiento del hecho”, dijo el letrado a Telefuturo.

Por otro lado, la madre de los hermanos Sosa Díaz sostuvo que sus hijos son inocentes y que desde un principio colaboraron con la investigación.

“En este país no hay justicia para los pobres, mis hijos son inocentes. Por qué no investigan bien”, expresó la mujer entre llantos.

Crimen macabro

En la tarde del lunes fueron hallados cinco cuerpos en una vivienda que funcionaba como inquilinato ubicada sobre las calles Oliva y Montevideo, del microcentro de Asunción. Los restos se encontraban enterrados en el lugar y en estado de putrefacción.

Se tomó conocimiento del caso luego de que los vecinos de la zona denunciaran ante la Policía Nacional que un fuerte olor se percibía en el lugar.

Nota relacionada: El crimen macabro de una familia que horroriza a Paraguay

El Ministerio Público confirmó que las víctimas fueron identificadas como Dalma María Rojas Rodas, sus hijos de 4 y 6 años, su padrastro, Julio Rojas Del Vallo, y su madre, Elba Rodas.

Dejá tu comentario