30 may. 2024

Hija de Esgaib rebotó en la UNA y fue premiada con cargo ante Reino Unido

Magida, hija de Yamil Esgaib, gana G. 21 millones en la Cancillería, y en su intento de ingreso a la UNA hizo solo 12 de 100 puntos. Su otra hermana también es bachiller y está en la Itaipú Binacional.

Esgaib.png

Solo 12 puntos de 100 hizo en examen de ingreso Magida Esgaib en la UNA.

“Akãne, estudiantes infradotados en inteligencia”, así se refería el diputado Yamil Esgaib sobre los universitarios que encabezan la manifestación por las medidas que afectarían el Arancel 0 en el marco de la Ley Hambre Cero.

Esta frase que caló en los estudiantes y retumbó tras la revelación de las notas de la hija del parlamentario Magida Esgaib que en el curso probatorio de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción alcanzó solo 12 puntos de los 100 del examen de ingreso.

El fracaso académico, según filtración de planillas de la Facultad de Ingeniería de la UNA, fue en la materia de Cálculo Diferencial.

Su fracaso académico y contar con el diploma de bachiller no impidió que Magida hoy gane G. 21.912.000 como funcionaria de Relaciones Exteriores representando a Paraguay ante el Reino Unido.

Tras rebotar de la UNA, la joven de 24 años se acogió a la función pública dejando su formación hasta el bachillerato, al igual que su padre y su hermana, Navila, esta última comisionada como no universitaria en Itaipú Binacional.

La periodista Estela Ruiz Díaz informó desde la 1080 AM que “ella está estudiando en Inglaterra. No puede trabajar porque tiene visa de estudiante”. Agregó que otra chica hacía una pasantía en la Embajada de Gran Bretaña. Apareció la hija de Esgaib, quien le dijo: ‘Yo fui nombrada para estar acá’. La dejaron de lado y acataron la decisión política de contratar a la hija del diputado”.

Navila Esgaib Ortega también es otra hija del diputado. La misma tampoco cuenta con título universitario. Ingresó a la Municipalidad de Asunción de la mano de su hermano Nasser Esgaib Ortega y fue comisionada a Itaipú Binacional, donde figura en planilla desde el 11 de enero de 2023 como “comisionado de nivel no universitario” con el código com06.

El salario de Navila es de G. 5.087.124 como funcionaria de la Municipalidad de Asunción en tanto en tablas de asignación salaria de Itaipú, ingresaría con un mínimo de aumento de G. 6.000.000 como parte de la categoría “profesional de nivel no universitario”, alcanzando unos G. 11.000.000 sin incluir los beneficios de la binacional.

ESGAIB ACLARA Y OSCURECE. Tras escándalo, el diputado Yamil Esgaib se pronunció en la Cámara de Diputados sobre sus dichos contra los estudiantes movilizados contra Hambre Cero.

“De ninguna manera (lo que dije en la sesión) iba dirigida a los valientes estudiantes de nuestra República, sino a aquellos que manipulan la situación con otros fines, buscando seguir lucrando a costa del Estado. Mi compromiso sigue siendo con nuestra nación”, señaló el parlamentario.

Y puso énfasis en injerencias políticas, “jamás me referí en términos ofensivos hacia los jóvenes estudiantes; acá nadie puede negar que hay injerencias políticas que intentan sacar rédito de la situación”, remarcó.

Más contenido de esta sección
La Contraloría remitió a la Fiscalía una denuncia contra Carmen Alonso por inconsistencias en sus DDJJ por G. 961.800.000. También posee cabezas de ganado cuyos valores se desconocen.
El titular de la DNIT confirmó que investigan a las firmas declaradas por el legislador colorado cartista, acusado por el Ministerio Público de lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico.
Uso de aeronave de Galeano es claro apoyo logístico, según acusación de Fiscalía. La nave no era aerotaxi y un mes antes se había dado la venta de una propiedad de Erico a uno de los testaferros.
Narcos refieren que se reunieron con un “muchacho” de Delitos Económicos por información. Días después, Insfrán señaló que se salvó de un operativo porque sabía que algo iba a pasar.
Sospechosa movida en Diputados, luego del escándalo de que un funcionario ligado a Ultranza recaló en la Cámara. Todo hace presumir que se indujo a un “satélite” para hacerse cargo.