21 jul. 2024

Hallada la tumba real cristiana-anglosajona más antigua en Essex

Un equipo del Museo de Arqueología de Londres (Mola) confirmó el hallazgo de uno de los sitios de enterramientos reales de la Inglaterra cristiana-anglosajona más antiguos (575-605 d.C.), en la ciudad costera de Southend (Essex), en el este del Reino Unido.

Monedas.jpg

En el lugar también se encontraron monedas de oro.

Foto: prittlewellprincelyburial.org.

El lugar de sepelio se encontró por primera vez en el año 2003 entre un pub y un supermercado Aldi, durante las obras de ampliación de una carretera del distrito de Prittlewell (Southend, Essex), según informaron los medios británicos.

Ahora, tras más de 15 años de investigación, los arqueólogos concluyeron que el ocupante de la tumba real podría ser Seaxa, un hermano del rey anglosajón del siglo VI, Saebert, en lugar del mismo rey Saebert, el príncipe de Prittlewell o el rey de Bling como creyeron después de las excavaciones.

Las suposiciones de los expertos radicaban entonces en las riquezas y objetos de otros reinos que se descubrieron enterrados junto al cadáver.

Sin embargo, la datación de carbono en fragmentos de esmalte dental corroboró que el sepulcro se construyó entre el año 575 y el 605 después de Cristo, once años antes de lo que pensaron en un principio.

Nota relacionada: Arqueólogos hallan ancla en el lugar donde Cortes hundió sus naves

Al respecto, la directora de investigación y participación del Mola, Sophie Jackson, expresó que nadie esperaba que “el sitio de aspecto poco prometedor” encontrado en 2003 se consolidara hoy como su “equivalente a la tumba del faraón egipcio Tutankamón”.

Del mismo modo, Jackson destacó que el hallazgo proporcionaba una instantánea de “un momento realmente interesante” de la historia, en el que el cristianismo estaba “acechando” a las Islas Británicas.

Entre los restos de una estructura de madera, que medía aproximadamente 4 metros y tenía 1,5 metros de profundidad, se encontraron alrededor de cuarenta objetos.

Nota relacionada: Las piedras azules de Stonehenge datan del 3000 a. C., según un nuevo estudio

La cámara funeraria albergaba algunos como una lira, un arpa antigua o una caja de 1.400 años de antigüedad, que se cree que es el único ejemplo que queda de la carpintería anglosajona pintada en Gran Bretaña.

Además, también se hallaron monedas de oro, el cuello plateado de un vaso de madera, vasos de vidrio decorativos y una garrafa que se conjetura que provenía de Siria.

Muchos de los artículos mencionados se exhibirán a partir del próximo sábado en el Museo Central de Southend, el cual ya lanzó una página web con toda la información sobre la investigación, así como una infografía interactiva de la tumba real.

Más contenido de esta sección
Este sábado se cumplen 55 años del día en que el hombre pisó la Luna. La misión del Apolo 11 llegó hasta el satélite natural con los astronautas.
El disparo que la semana pasada hirió en la oreja a Donald Trump en un mitin de su campaña para volver a la presidencia de Estados Unidos le causó una herida de 2 centímetros, que ya está cicatrizando, aseguró en una nota su antiguo médico en la Casa Blanca, Ronny Jackson.
El mandatario de Venezuela y candidato a la reelección, Nicolás Maduro, cerrará su campaña para las presidenciales del 28 de julio el próximo jueves con una “toma” de 12 horas de “todo el territorio” de Caracas, anunció este sábado el chavismo.
La alianza entre el bloque parlamentario del presidente Emmanuel Macron con el partido conservador Los Republicanos (LR) concluyó este sábado el proceso de control de la mayoría de los cargos de la Asamblea Nacional en Francia.
La empresa estadounidense Crowdstrike, cuyo software causó este viernes un gigantesco apagón informático global, aprovechó la aparición de la computación en la nube para convertirse en un actor ineludible de la ciberseguridad en poco más de una década.
El candidato republicano a las elecciones en Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este viernes que habló por teléfono con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, y le prometió que, si volvía a la Casa Blanca, pondrá “fin a la guerra” entre Ucrania y Rusia.