Interior

Grupo solidario entregó 20 mil equipos de protección

 

Son estudiantes del Servicio Nacional de Promoción Profesional, filial Hernandarias, que quedaron varados tras la suspensión de clases por causa de la pandemia, pero que se unieron por una causa solidaria que es confeccionar los equipos de protección. Los interesados proveen los insumos y ellas donan la mano de obra desde hace 3 meses.

El Grupo Corazón Solidario del SNPP Alto Paraná, Hernandarias nació de un proyecto lanzado por el abogado Celestino González, jefe regional, y que está siendo ejecutado por la instructora Claudelina Cárdenas.

Son 9 voluntarias que trabajan en el taller de la institución y en sus domicilios particulares para llevar adelante el proyecto, que actualmente ya cuenta con la autorización del Ministerio de Salud Pública para realizar el trabajo. “Llegamos a 20.000 prendas en los tres meses de trabajo que venimos realizando con las voluntarias. Inicialmente había mucha desesperación, recibíamos llamadas de los centros asistenciales que necesitaban de estas prendas”, explica Cárdenas.

“El día que empezó la cuarentena nuestro jefe regional nos comunicó que debíamos suspender las clases, pero adelantó que iba a lanzar un proyecto para no quedar parado en las actividades. Tres días después me llamaron para comunicarme que estoy en el equipo y que debía elegir 3 participantes para estar trabajando”, relató.

El proyecto era confeccionar los equipos de protección para los hospitales como batas, gorras, gorras especiales para quirófanos y cubre calzados. “El director pidió la donación de telas TNT y comenzamos a trabajar con los 3 primeros rollos que nos llegaron. No recuerdo quién donó”, agregó.

Cárdenas sostuvo que lanzó el proyecto en un grupo de WhatsApp que tiene con los estudiantes del curso de confección de prendas deportivas que se estuvo desarrollando hasta que se inició la cuarentena obligatoria y se suspendieron las clases.

“Pedí 3 voluntarias en el grupo, pero al final todas se comprometieron. El pedido era que tengan disponibilidad de trabajar en horario de mañana, tarde y noche y de lunes a sábado. Algunas se comprometieron ayudar desde sus casas y otras en el taller de la institución. Luego, comenzamos a trabajar con las autoridades para que no le molesten a las voluntarias en el trayecto al local, durante los controles”, recuerda la instructora.

Las prendas fueron ya entregadas al Hospital Distrital de Hernandarias, Hospital Regional, Hospital Regional del Instituto de Previsión Social y hasta el Hospital de la Fundación Tesãi, desde el inicio de los trabajos.

Dejá tu comentario