29 feb. 2024

Fuga de amoníaco

Familiares de un paciente internado en el área de Terapia Intensiva del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS) ingresaron y extubaron a uno de los internados. Enseguida fueron detenidos.
Con la autorización del Ministerio de Trabajo y del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), la fábrica Ocshi volvió a operar tras la fuga de amoníaco que dejó tres trabajadores fallecidos y muchos heridos.
El abogado Gustavo Bogado, representante legal de Sosa y Asociados, empresa que proveía amoníaco a la fábrica de Ochsi, afirmó que “tienen un 100% de certeza” que hace meses dejaron de proveer el compuesto químico a la fábrica de embutidos y no descarta que haya sido adquirido de manera irregular.
El Instituto de Previsión Social (IPS) informó que un tercer trabajador de la firma de embutidos Ochsi terminó falleciendo, tras la fuga de amoníaco. El mismo se encontraba en Terapia Intensiva.
Senacse procedió a levantar la suspensión temporal de habilitación que impuso a la fábrica Ocshi tras la fuga de amoníaco ocurrido. El accidente dejó como saldo dos trabajadores fallecidos y decenas de heridos.
La Junta Municipal de San Lorenzo aprobó una minuta donde se solicita al intendente de la ciudad, Felipe Salomón, la clausura temporal de la fábrica de embutidos Ochsi y el traslado de la fábrica en un plazo no mayor a 12 meses.
El doctor Carlos Morínigo, gerente de Salud del Instituto de Previsión Social (IPS), informó que un total de nueve trabajadores de la fábrica de embutidos Ochsi continúan internados, de los cuales tres siguen graves. Días atrás, dos de los afectados fallecieron a consecuencia del contacto con amoníaco.
El Instituto de Previsión Social (IPS) emitió este viernes un comunicado para dar a conocer el estado de salud de los trabajadores afectados por la explosión de un tanque de amoniaco en la fábrica de Ochsi.
El Instituto de Previsión Social (IPS) informó este jueves que 14 trabajadores de la fábrica de embutidos Ochsi de San Lorenzo siguen internados en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), tras la explosión y fuga de amoníaco dado días atrás.