Nacionales

Fiestas clandestinas y balnearios sin control en Caaguazú

Varios festejos clandestinos por la llegada de un nuevo año se verificaron en el Departamento de Caaguazú, a pesar de la expresa prohibición por parte del Ministerio de Salud para evitar la propagación del Covid-19.

Uno de ellos se registró en RI3 Corrales, donde un grupo de 300 jóvenes se reunieron hasta el amanecer frente a un conocido local comercial.

También balnearios se constituyeron en puntos de reunión masiva, sin el más mínimo control y cuidado sanitario exigido por las autoridades de Salud.

Lea más: Aglomeración de personas en festejo de Año Nuevo frente al Indert

Desde los primeros minutos de este nuevo año, en RI3 Corrales se procedió al cierre del camino asfaltado, frente a una despensa que se encargó de vender bebidas alcohólicas y de instalar los equipos de amplificación sonora para desatar la fiesta clandestina.

Balneario Caaguazú.mp4
En el arroyo Yukyry de Remanso se puede observar la aglomeración de las personas.

Vecinos molestos y preocupados informaron que en ningún momento se observó la presencia policial en el lugar.

En la localidad de 3 de Febrero, alrededor de 500 personas se dieron cita a un balneario del lugar como si fuera una temporada normal y sin restricciones.

Las imágenes son elocuentes de la inconsciencia, sobre todo de jóvenes. Esta situación se dio en el arroyo Yukyry de Remanso.

Le puede interesar: Covid: Salud recuerda que las playas y balnearios no están habilitados

Según la denuncia, en el lugar se hizo presente la Policía Nacional, pero, supuestamente, tras un “regalito” del dueño del balneario se retiraron del sitio sin tomar intervención.

Llamativamente, en los distritos más pequeños, con menor número de habitantes, se produjeron estos excesos con la complacencia de la Policía local.

Dejá tu comentario