Sucesos

Feminicidio: Una mujer asesinada cada 10 días, según viceministra

Desde el Ministerio de la Mujer esperan que las alarmantes cifras disminuyan e instan a que la sociedad tome conciencia y denuncie cualquier indicio de violencia contra una mujer por causa de género.

Cada 10 días se registra un feminicidio. Esa es la cifra que puso el Observatorio del Ministerio de la Mujer. Con este caso ocurrido en Minga Guazú suben a cuatro los casos en lo que va del año.

“Esperemos que esa cifra de tiempo se amplíe y no tengamos que seguir disminuyendo el tiempo entre una víctima y otra”, afirma la viceministra de Protección de los Derechos de las Mujeres, Liliana Zayas.

El domingo, en horas de la mañana, fueron encontradas tres personas heridas por un arma de fuego. Sonia Pereira (27) fue hallada ya sin vida, mientras que su hermana, Rosa Pereira (21), pareja del presunto agresor, todavía tenía signos de vida, así como el cuñado, Pablo Ramón Giménez González (34). Horas después se confirmó también la muerte de la segunda mujer.

Zayas sostiene que el hecho mencionado se caratula como doble feminicidio, ya que el artículo 50 de la Ley de Protección Integral a las Mujeres prevé el tipo penal de feminicidio, y no solo es una causal de este hecho que hubiere mantenido con la víctima una relación conyugal; sino que exista un vínculo de parentesco entre víctima y autor. “Es un hecho sumamente grave, que estaría aumentando en número. Dos hermanas que pierden la vida de manera trágica. Lo que nos interesa ahora como Ministerio de la Mujer es acompañar cualquier necesidad”, aseguró.

Hoy viaja un equipo técnico del Ministerio hasta la zona para conversar y asistir a los familiares sobrevivientes, social y profesionalmente.

Refiere que este y otros hechos demuestran que falta prevención. “Instamos a la sociedad a que se sensibilice con este tipo de hechos, que no son cosas solo de la pareja, sino de la sociedad toda; por tanto, tiene que estar comprometida a denunciar estos hechos”.

Dice que, sin duda, en materia de feminicidio, sostienen que es la violencia extrema. Puede venir como antecedentes episodios de violencia, ya sea en el ámbito familiar u otro y hay que sacar el miedo a denunciar.

“El vecino, los hermanos, los familiares, los amigos no tienen que tener ese temor de instar a la denuncia. Es un hecho punible la omisión”, afirma Zayas.

“Si un antecedente hubiera sido denunciado, a lo mejor una intervención de las instituciones del Estado podían haber prevenido esta doble muerte de dos mujeres a manos de este presunto agresor”, refirió

Feminicidio.png

Opinión


“Doble feminicidio se pudo haber evitado”

“Si somos una sociedad sensibilizada con respecto a hechos de los cuales son víctimas las mujeres, vamos a denunciar; entonces podríamos prevenir las muertes. Sin embargo, falta la denuncia y no siempre de la víctima, sino de la sociedad, porque son casos complejos y la víctima duda que sean episodios de violencia o la dependencia emocional o económica son una limitación para que asuma”. Liliana Zayas, viceministra


Confirman muerte del tercer herido y tratan de identificar a testigos


Intervinientes afirmaron que Pablo Giménez, que estaba con muerte cerebral y era el tercer herido en el trágico hecho de Minga Guazú, falleció en la tarde de ayer. Ahora, se buscan a desconocidos que abandonaron el inquilinato (donde ocurrió el múltiple crimen) ubicado en el kilómetro 14 de la ruta 2, lado Acaray, donde Carlos Eduardo Amaral (36) baleó a las tres personas. Los testigos habrían salido en dos automóviles y una motocicleta.


En el local fue hallada muerta Sonia Pereira, mientras que su hermana Rosa Estela Pereira, pareja actual del supuesto homicida, falleció en el Hospital Regional poco después. El tercer herido fue Pablo Ramón Giménez González, quien sería pareja de Sonia y vecino del lugar.


Supuestamente los testigos abandonaron la casa luego de los disparos. Después se confirmó que uno de los vehículos es un automóvil Toyota Premio, de color gris oscuro, que pertenece a Amaral. Este rodado fue hallado abandonado.


Sin embargo, los otros dos vehículos no pudieron ser localizados, ni los ocupantes identificados. Uno de los inquilinos de la vivienda se encontraba acostado en su pieza cuando se produjeron los disparos. (E.M.)

Dejá tu comentario