Sucesos

Extradición de Piloto a la Justicia brasileña puede tardar dos meses

Marcelo Pinheiro Veiga, alias Marcelo Piloto, uno de los hombres fuertes de Fernandinho Beira Mar y detenido en la Agrupación Especializada, tiene tres procesos abiertos en el país.

Uno de ellos es el proceso de extradición, que tardaría dos meses más como tiempo máximo para resolverse, de acuerdo a fuentes del Ministerio Público.

Otro es una investigación por homicidio doloso denunciado en Ciudad del Este, aunque la fiscal Cintia Leiva, que lleva adelante la causa, adelentó que solicitará el sobreseimiento definitivo de Pinheiro; y un tercer caso, por la violación de la Ley de Armas, que se sigue en Itapúa, a cargo del fiscal Enrique Díaz.

Además, Marcelo Piloto tiene pendiente en Río de Janeiro (Brasil) una condena a 26 años de cárcel.

El fiscal de asuntos internacionales, Manuel Doldán, explicó que la jueza Penal de Garantías, Alicia Pedrozo, tiene en su juzgado el proceso de extradición de Pinheiro en primera instancia; es decir, aun podría apelar la defensa de Pinheiro y retardar el proceso.

Se estima que máximo en dos meses ya se podría tener una resolución del mencionado proceso”, explicó Doldán.

En otro momento, el agente del Ministerio Público aseguró que se tiene muchos informes de inteligencia sobre el presunto narco que ponen atento al aparato de seguridad.

Los plazos judiciales son así, hay pasos que cumplir en cuanto a la tramitación para la extradición de este señor; hay que transitar por los conductos naturales establecidos por la ley”, mencionó el agente.

De lo que Doldán dijo estar seguro es que el hombre no quedará mucho tiempo en el país, que será llevado nuevamente a su país, donde tiene una condena firme, y para ello se está trabajando en su extradición.

Marcelo Piloto fue condenado por un asalto a un transportador de caudales en Río de Janeiro en 1997, donde fueron baleados dos custodios, muriendo uno de los guardias. En aquella ocasión, los asaltantes se llevaron la suma de 100 mil reales, que en ese entonces hacían unos 100 mil dólares

El hombre fue detenido en el año 1998 y estuvo en la cárcel hasta el 2007, año en que logró escapar de una cárcel de máxima seguridad.

ATRAPADO. El hombre fuerte del Comando Vermelho (CV) fue detenido el 13 de diciembre del año pasado en una vivienda en Cambyretá, durante un operativo realizado por agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

Cuando Pinheiro fue detenido, se presentaron como sus abogados Cristian Colmán y Jorge Prieto, quienes presentaron un escrito en el que indicaban que su defendido solo tiene que cumplir 15 años de cárcel, que de hecho lo estaba cumpliendo, hasta que se fugó.

Vehículo iban a trasladarlo en una grúa

El ministro del Interior Juan Ernesto Villamayor confirmó que existían dos vehículos en la zona de operaciones del Comando Vermelho que fueron descubiertos por agentes.

Sostuvo que tenían una “intención clara” de llegar hasta Asunción. Primero le pusieron chapas paraguayas a dos vehículos que tenían matrícula brasilera.

Dijo que, iban a trasladar uno de los rodados cargado de explosivos en una grúa, para liberar al narco Marcelo Fernando Pinheiro Veiga, alias Marcelo Piloto.

Hechos que revelan presencia del CV y el PCC

Cinco brasileños, entre ellos una mujer que es pareja de Marcelo Fernando Pinheiro Veiga, alias Marcelo Piloto, más un paraguayo, fueron detenidos el pasado 4 de octubre durante el allanamiento de una casa del barrio San Vicente de Asunción.

Del sitio incautaron un arsenal de guerra y abortaron un supuesto plan de atacar la Agrupación Especializada de la Policía para rescatar a Marcelo Piloto.


Los detenidos son Alan Neves da Conceição, Juarez Italo Paiva Neto, Thiago Lucas Gonçalves, Wanderson Ferreira de Paula Silva, y Marisa de Souza Penna; además, el paraguayo, Luis Roberto Gómez Gaona.Otro cartel brasileño que intentó sin éxito rescatar en los últimos días a un cabecilla y a soldados de la prisión de Pedro Juan Caballero es el Primer Comando Capital (PCC).


El escape debía realizarse por un túnel, que estaba siendo construido desde una vivienda ubicada cerca del penal. La policía allanó la casa y detuvo a Óscar Bordón, Nicolás Cano, Pedro Gauto y el brasileño Alexandre Leguizamón. Tras su captura, ellos confesaron que pretendían liberar a un grupo de internos, entre ellos, Rodnei Barboza.


Otro ataque en la capital del país ligado a carteles brasileños ocurrió el 1 de enero del 2017 en el barrio Republicano de Asunción, donde fueron ejecutados los brasileños Pablo Jacques y su pareja Milena Suáres.

Ese mismo año, el 25 de octubre, en el barrio Manorá, donde asesinaron a William Giménez y su hijo de 5 años.

Dejá tu comentario