Nacionales

Estudiantes de Veterinaria imputados aguardan resolución de juzgado

Los alumnos del segundo año de la sede Caazapá de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNA aguardan la resolución del juzgado para la imposición de medidas alternativas a la prisión. Los mismos están imputados por lesión grave y coacción grave, tras un brutal bautismo de ingresantes.

Los cuatro estudiantes de la facultad de Veterinaria se presentaron este lunes en el Palacio de Justicia de Caazapá para una audiencia en el Juzgado Penal de Garantías, con la jueza Lilian Servín, para la imposición de medidas; sin embargo, la decisión será dada a conocer recién este martes.

El fiscal Marcelo Ramírez, de la Unidad 2 local, solicitó medidas alternativas a la prisión para los estudiantes Karla Analisse Villalba Romero, Ángel Dionicio Peralta, María Alejandra Arzamendia López y Johana Ailen Almirón Duarte, para que continúen sus estudios.

Lee más: Imputan a 4 estudiantes por lesión grave tras bautismo

Entre las medidas alternativas, figuran la prohibición de salir del país y de consumir bebidas alcohólicas, informó el corresponsal Robert Figueredo.

Los estudiantes mencionaron que la organización del "bautismo de bichos" estuvo a cargo de 39 alumnos, por lo que todos deberían estar imputados y no solo ellos.

Nota relacionada: Caazapá: Dos jóvenes lesionados en "bautismo de bichos" de Veterinaria

A la sede Caazapá de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) acuden alrededor de 330 estudiantes, que provienen de distintos puntos del país.

El caso

El pasado 29 de mayo, los jóvenes Daisy Paola Cantero Guillén, de 20 años, y Félix Yúnior López Jacquet resultaron con lesiones tras haber participado en un ritual de los nuevos integrantes de la Facultad de Ciencias Veterinarias, más conocido como "bautismo de bichos".

La actividad se realizó en un predio privado, ubicado en la compañía Solalinde, en el distrito de Coronel Maciel, en el Departamento de Caazapá.

Te puede interesar: Agredida en bautismo de la UNA reprocha a estudiantes imputados

Ambos fueron derivados al Hospital Regional de Caazapá, donde quedaron internados en estado de observación y al día siguiente fueron dados de alta.

Los estudiantes imputados supuestamente cortaron los cabellos y partes de sus ropas a los demás alumnos. También presumiblemente dieron de tomar a las víctimas un líquido con un embudo.

Los bautizados debían pasar por grandes fosas llenas de aceite negro, excremento de animales y otros desperdicios. También se hizo un cordón humano por el que debían pasar los bichos, para recibir todo tipo de golpes y agresiones.

Dejá tu comentario