Nacionales

Encarnación: Gancheros hallan cadáver humano en vertedero municipal

Gancheros del vertedero municipal de Encarnación se llevaron un gran susto en la jornada de este sábado, cuando en pleno trabajo tropezaron con un objeto tipo ataúd que tenía un cadáver humano adentro.

Los trabajadores del vertedero de la ciudad de Encarnación divisaron, alrededor de las 9.00 de este sábado, una especie de ataúd con restos óseos en su interior.

Tras el hallazgo, dieron aviso al encargado del vertedero, quien, según la denuncia de los gancheros, les había ordenado que entierren el cadáver en la parte posterior sin comunicar a las autoridades correspondientes.

Los gancheros desoyeron la directiva del responsable y dieron aviso a la prensa para que el caso tome estado público. Incluso, se tuvo que esperar la presencia de la fiscala de turno, Zulma Britos, para poder ingresar al sector donde se produjo el hallazgo.

El hecho, además de causar susto a los trabajadores, generó un incidente con el responsable del lugar, quien ante la llegada de la prensa habría intentado minimizar lo ocurrido negando que el hallazgo de los restos se hubiera producido en un ataúd.

La agente fiscal Britos se constituyó en el vertedero municipal y constató que efectivamente se trataba de un objeto similar a un ataúd, con los restos óseos en su interior. Tras la inspección, se pudo corroborar que se trataba de restos humanos.

Posteriormente, Britos adelantó que el Ministerio Público trabajará con el equipo forense para determinar a quién corresponden los restos y cómo terminaron en el vertedero.

Según manifestó, en el interior se pudo observar una importante cantidad de huesos, cuchillos, barretines y una sustancia blanquecina que dijeron podría ser cal. Además, se encontraron un par de calzados en la parte inferior del objeto.

Los gancheros denunciaron que el encargado en todo momento intentó minimizar el hallazgo y que en un principio la policía jurisdiccional no pudo intervenir.

Si bien no es la primera vez que se producen hallazgos de este tipo, los gancheros quedaron asustados porque el caso no fue tratado como se debería ni se esclarecieron las circunstancias de cómo llegaron los restos a ese lugar.

Dejá tu comentario