Nacionales

Empresa de transporte asegura que mujer no fue obligada a bajar de bus

Tras la denuncia realizada por una madre de que supuestamente fue obligada a bajar de un ómnibus de larga distancia a causa del llanto de su hijo, la empresa de transporte denunciada sostuvo que los hechos acontecidos no se ajustan a su relato. Asegura que la mujer descendió por voluntad propia.

El gerente de la empresa Nueva Asunción SA (NASA), Luis Núñez, detalló a Última Hora que la denunciante subió a la unidad de transporte de larga distancia en las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus de Asunción.

La mujer se dirigía a la ciudad de Santaní, Departamento de San Pedro, acompañada de su pequeño hijo que padece de discapacidad auditiva. El niño se mostró inquieto desde que abordó el bus y su llanto llamó la atención de todos los pasajeros.

Según Núñez, el chofer paró la marcha y se acercó a la madre para preguntarle si se le ofrecía algo o cómo podía ayudar para tranquilizar a su hijo.

Embed

Lea más: La obligaron a bajar de un ómnibus porque su hijo lloraba

“La señora le dijo al conductor que el niño era así y que en breve se le pasaba. El llanto no cesaba y comenzó a inquietar a los demás pasajeros”, señaló.

En vista de que el pequeño no mostraba mejoras, el conductor realizó una segunda parada para volver a preguntar a la madre si había algo que pudiese hacer al respecto. En ese momento, según precisó, la mujer decidió bajar por voluntad propia.

“La señora se sintió un poco incómoda ante la insistencia del chofer, pero en ningún momento se le ordenó a que baje. Ella descendió por cuenta propia hacia la zona de 4 Mojones”, relató.

Núñez mencionó que, tras lo ocurrido, se puso en contacto con la afectada para ahondar en los detalles sobre lo acontecido.

El conductor del bus, entretanto, fue sumariado por la empresa. Asimismo, el gerente de la firma pidió disculpas a los usuarios que quedaron molestos por el hecho.

Dejá tu comentario