El gesto solidario que culmina con más de 300.000 platos repartidos en hospitales

La iniciativa solidaria que se inició con la entrega de unos pocos platos por parte de un joven y su mamá en los hospitales llegó a su fin con la donación de unos 300.000 platos y más de 1.000 voluntarios que trabajaron en la causa.

Juan Ignacio Masulli y su madre Mónica Masulli iniciaron, durante una de las etapas más críticas de la pandemia del Covid-19, la entrega de unos platos de comida para los familiares de pacientes que esperaban por noticias de sus seres queridos en los hospitales.

Las redes sociales sirvieron de aliados para que la causa toque los corazones de miles de personas y otros voluntarios se sumen. Esta semana, este gesto solidario llegó a su fin, dejando a su paso un bálsamo de esperanza en miles de personas.

“Estoy más que feliz de contarles que después de casi 6 meses y más de 300.000 platos de comida entregados a más de 20 hospitales de todo el país y más de 1.000 personas involucradas, esta semana entregamos los últimos platos de comida debido a la poca cantidad de familias en los hospitales”, expresó Juan Ignacio "Nacho" Masulli en Twitter.

https://twitter.com/nachomasulli/status/1431422885713825796

Lea más: Una medalla de oro en solidaridad para el joven Juan Ignacio Masulli

Juan Ignacio relató que fue tocado por las penurias por las que atravesaban miles de familias en los centros asistenciales, donde sus allegados peleaban por sus vidas. Las noticias sobre la falta de insumos y medicamentos, así como la evidente desesperación de los familiares, fueron la motivación para el inicio de la causa.

La entrega de unos cuantos platos de comida para las familias comenzó con los hospitales de Clínicas y el Ineram y concluyó con más de 20 hospitales.

Nacho recordó que esta iniciativa también tuvo otros impactos como la colocación de carpas, lavaderos, palets e incluso luz e internet para los familiares en los hospitales.

Asimismo, la solidaridad de las personas hizo que se puedan entregar frazadas y que los alimentos también llegaran a los trabajadores que estaban en inmediaciones de los hospitales y otras familias necesitadas.

El gesto de Juan Ignacio Masulli y su madre Mónica Masulli deja una enorme lección de solidaridad que se replicó en miles de personas.

Dejá tu comentario