Economía

El gasto salarial no deja de crecer, pese a baja recaudación tributaria

Reporte de Hacienda indica que la ejecución en salarios aumentó en USD 113 millones frente al 2018. Por el otro lado, el Fisco estima que recaudará USD 230 millones menos por desaceleración.

Las proyecciones de crecimiento económico y recaudación tributaria están bajando cada vez más por efecto de la desaceleración interna. Sin embargo, un indicador que no deja de crecer en medio de esta crisis es el gasto salarial de la Administración Central del Estado.

Según el informe financiero elaborado por el Ministerio de Hacienda, el Tesoro desembolsó en concepto de servicios personales unos G. 10,3 billones (USD 1.668 millones) entre enero y agosto de este año, monto que es superior en G. 703.000 millones (USD 113 millones) a lo ejecutado en el 2018. En términos porcentuales, el incremento alcanza el 7,3%.

SALARIO.jpg

El reporte oficial indica que del total gastado en remuneraciones, el 96%, es decir G. 9,9 billones, fueron financiados con recursos provenientes del cobro de impuestos.

En relación al presupuesto ajustado de la Administración Central para este ejercicio fiscal, el monto ejecutado en salarios hasta agosto es del 59%. El gasto promedio por mes en este concepto es de USD 208,5 millones.

Las instituciones con mayor participación son el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), con el 33%; el Ministerio de Salud Pública, con el 18%; y el Ministerio del Interior, con el 14%.

En ese sentido, los técnicos de Hacienda indicaron a ÚH que el aumento del gasto salarial se debe principalmente a los reajustes otorgados al sector docente y al impacto a año completo de la suba otorgada a médicos para los últimos seis meses del 2018. Además, se agrega el reajuste a los funcionarios que ganaban menos del sueldo mínimo.

Caída. Este crecimiento del cuestionado gasto salarial del Estado se da en medio de una profunda crisis económica, lo que está impactando duramente en los ingresos fiscales.

El Banco Central del Paraguay (BCP) ya recortó su proyección de crecimiento económico del 4% al 1,5% y admitió días atrás un nuevo sesgo a la baja. El Banco Itaú, a su turno, en su reporte emitido el martes pasado, ya estimó una contracción de 1,5% para este año.

El bajón económico ya obligó al Gobierno a realizar un recorte al Presupuesto General de la Nación (PGN) en julio pasado, y de acuerdo con la estimación del Fisco, se dejarán de recaudar impuestos por valor de USD 230 millones en este año.

El informe de situación financiera del Estado (Situfin) emitido por Hacienda señala que los ingresos tributarios alcanzaron los G. 15,5 billones entre enero y agosto. Si bien esto implica una variación positiva del 1,4% en relación al 2018, el crecimiento de la recaudación está lejos del 7,2% calculado a inicios de este año. Este bajo crecimiento, según explica Hacienda, se debe principalmente a la disminución en el ritmo de las importaciones, lo que produjo una caída del 7,6% en los ingresos aduaneros.

En este escenario, el Equipo Económico pidió a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) y a Aduanas endurecer los controles para mejorar las recaudaciones fiscales, con el objetivo de que tengan un crecimiento del 7% en este segundo semestre.

Hacienda está esperando el cierre de este mes para ver si recurren al Congreso para ampliar el déficit fiscal por encima del tope del 1,5% del PIB. Esto, de modo a no frenar las inversiones previstas en el plan de reactivación.


Se prevén USD 11 millones por día en el 2020
El Estado gastará unos USD 11 millones al día en 2020 en el pago de remuneraciones al funcionariado público, según se desprende del proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN).
De acuerdo con el documento presentado al Congreso, el desembolso en remuneraciones tendrá un crecimiento de USD 189,2 millones en relación al PGN en vigencia. En términos porcentuales, el incremento es del 5%.
Si se consideran solo los ingresos tributarios, los salarios se llevarán el 76% de lo recaudado por el Fisco.
El proyecto establece también un crecimiento del 1% en el anexo de personal para el año que viene, lo que se traduce en la creación de 2.867 nuevos cargos en la función pública.

Dejá tu comentario