28 may. 2024

Deuda en nombre de desagües avanza más rápido que las obras

PROCESO. Solo una obra inició con bono del 2022. Plantean otra
deuda por G. 380.000 millones.

27617582

Eje corporativo. Zona de Aviadores del Chaco es una de las cuencas que anunciaron, se financiaría con bono G8 del 2022, pero se concretaría con el nuevo endeudamiento. DARDO DAMÍREZ Y RENATO DELGADO

Con cada copiosa lluvia, varios puntos concurridos de la ciudad de Asunción colapsan ante la rápida inundación de las calles. La cobertura de desagüe pluvial actualmente solo llega a cerca del 28%, según la Municipalidad de la capital.
Ante los masivos reclamos, la Comuna presentó un paquete de inversión en al menos 10 cuencas de la ciudad, a través de la emisión de bonos G8. Este endeudamiento, de G. 360.000 millones, se concretó a finales del 2022, pero hasta ahora, año 2024, solo en una de las cuencas anunciadas se inició recientemente la obra. Mientras, la tasa de interés anual, del 16,85%, comenzó a correr hace casi un año y medio.

La única obra, tras el endeudamiento, se trata del área del Mercado de Abasto, abarcando las cuencas de los arroyos Itay y Lambaré. Solo esta intervención informaron que implicará un monto de G. 136.171.816.245. De no existir modificaciones, se espera que esta primera obra ejecutada se concrete a finales del 2025.

Las otras dos cuencas próximas a ser licitadas son: Santo Domingo, zona del Banco Central del Paraguay, con un monto referencial de G. 90.000 millones, y, por otro lado, el tramo Gral. Santos-San Antonio con una estimación de G. 51.000 millones, según la directora general de Obras del Municipio, ingeniera Mirtha Acha.

Presupuesto para Bartolomé. La directora había estimado que el presupuesto, de G. 360.000 millones podría alcanzar para la intervención de la cuenca de Bartolomé de las Casas, con una inversión de G. 83.000 millones. Con ello se completaría cuatro de las 10 cuencas promocionadas.

Pero al día siguiente de su declaración a Última Hora, en la sesión de la Junta Municipal de Asunción apareció un mensaje de la Intendencia en la que se solicitó la aprobación para proceder con los trámites para una nueva emisión de bonos por la suma de G. 380.000 millones. Entre las obras por este futuro endeudamiento aparece nuevamente Bartolomé de las Casas.

También figuran las cuencas de Aviadores del Chaco y Tembetary. Estas tres intervenciones por G. 307.000 millones. Los restantes G. 73.000 millones serían para pavimento de hormigón hidráulico y cuatro puentes.

El mensaje fue aprobado sobre tablas, que fue cuestionado por concejales opositores que argumentan que no tienen a mano siquiera el expediente para revisar.

Sobre la aparición nuevamente de la cuenca de Bartolomé de las Casas en este nuevo endeudamiento, el director general de Administración y Finanzas de la Municipalidad de Asunción, Edwin López Cattebeke, alegó que la Junta, donde cuentan con amplio respaldo, “no había aprobado la ordenanza por lo que se volvió a incluir en este bono”. Esto fue desmentido por el concejal Pablo Calizp (PQ) quien aseguró que a la Junta solo llegó el proyecto de Abasto.

“Va a sobrar”. López Cattebeke aseguró que el fondo previsto esta vez alcanzaría para todas las obras anunciadas; las tres cuencas, pavimentación, cuatro puentes y señalizaciones. El director aseguró que: “ciento por ciento de ese dinero va a alcanzar para eso. Y es más, va a sobrar”.

Sostuvo para esta emisión ya se cuenta con los proyectos ejecutivos y precios referenciales “Teniendo en consideración los llamados anteriores como ser Molas López y las cuencas de Abato, nosotros fuimos con un precio referencial y al final las adjudicaciones se dieron con montos muy inferiores en la presentación de la oferta. En ambos casos la Municipalidad se benefició con bastante ahorro; Molas López creo que G. 30 mil millones y Abato G. 55 mil millones, en relación al precio referencial”.

No obstante, la cuenca de Molas López, que es independiente a la emisión de estos bonos, terminará costando más de lo previsto por las varias adendas y modificaciones del proyecto. En total se llega a USD 10 millones. Esto generó cuestionamiento de la ciudadanía por los retrasos ante la falta de suficiente planificación.

Para la pavimentación integral, el director dijo que la inversión prevista es de G. 30.000 millones. “Es un contrato abierto; podría ser dos cuadras en un lugar, tres cuadras en otro, para que el impacto sea masivo a nivel general en la capital”, refirió.

27617619

Presupuesto. El director de Finanzas alegó que cuenca de Bartolomé volvieron a incluir en nueva deuda porque Junta no aprobó, pero concejal asegura que no recibieron dicho proyecto.

27617585

Riesgo. Pavimentación queda destrozada tras intensas lluvias y la falta de cobertura de desagüe.

27617599

En marcha. Única obra en ejecución, tras emisión de bono G8 en 2022, es en la cuenca del Abasto.

LAS CIFRAS
28 por ciento es la cobertura actual del desagüe pluvial en la ciudad de Asunción, de acuerdo a datos de la Municipalidad.

36 por ciento es lo que se alcanzaría de concretar al menos cuatro cuencas de las 10 que se promocionaron en el 2022.

740.000 millones de guaraníes es la deuda por la emisión de los bonos con la promesa de aumentar obras de desagüe en la capital del país.

El problema inicia desde sus orígenes

El drama de las inundaciones en la vía pública, no es algo de hace poco tiempo, ya se origina desde el periodo de su fundación, comentó el decano de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte (FADA) de la UNA, arquitecto José Gregorio Insfrán.

“Asunción se funda sobre un territorio que tiene siete colinas. Esto significa que tenemos muchas pendientes hacia el río. La estructura morfológica urbana era orgánica; no teníamos cuadrícula, básicamente las calles conformaban los cauces de los arroyos, de los desagües que venían de las alturas hacia el río. Con Gaspar Rodríguez de Francia se adopta la cuadrícula, en 1820. Como se impone una cuadrícula sobre un territorio orgánico, entonces el problema empieza ahí porque se implantó sobre todo en esos desagües naturales que tenía la ciudad”.

Los desagües naturales de la ciudad iban a los arroyos, que con el tiempo se fueron tapando para construir la ciudad, recordó. A ello se le suma la pavimentación sin el acompañamiento de obras con los desagües pluviales apropiados. La falta de inversión por años fue agravando el problema de inundaciones con cada lluvia.

Más contenido de esta sección
Los usuarios se quejaron por la falta de mejor atención en el hospital. Aseguran que deben esperar desde temprano para ser atendidos. Salud decide intervención y sumario de funcionarios y médicos.
Consecuencias. La deficiente gestión y falta de transparencia de Nenecho afectan a Comuna.
El sector rechaza el incremento del aporte a los que tengan enfermedades preexistentes y propone acciones económicas y administrativas. Consejero de la propuesta cuenta con dudosos antecedentes.
Ricardo Valenzuela, obispo de Caacupé, destacó la necesidad de valentía y acción conjunta para erradicar la corrupción, el tráfico de drogas y combatir con todas las fuerzas de la ley los abusos.