Nacionales

Covid-19: Paraguay tiene el peor registro de vacunación en Sudamérica

Las escasas dosis de vacunas contra el coronavirus que arribaron al Paraguay hacen que el país tenga actualmente el peor número de inmunizados de la región y figura entre los últimos lugares en el mundo. Los números de contagios se elevaron y se emitió una alerta roja.

Uno de los hechos que motivaron la salida de la ciudadana a las calles es la crisis sanitaria por el colapso de los hospitales, la falta de medicamentos y la ausencia de vacunas contra el Covid-19, pese a haberse destinado millonarios montos al Ministerio de Salud.

Paraguay hasta el momento recibió solo 4.000 dosis de las vacunas Sputnik V, a ser aplicadas a 2.000 personas, y otras 20.000 dosis donadas por el Gobierno de Chile. Un número ínfimo en comparación al número de población que asciende a más de 7 millones de habitantes.

De acuerdo con los datos estadísticos publicados por la página web Our World in Data, que es una gigantesca base de datos, el país presenta el peor registro de vacunación en América del Sur.

Lea más: "Vacunas Sputnik V contra el Covid-19 llegan al país tras larga espera"

Hacen una evaluación del número de inmunizados por cada 100 personas, y el país tiene un resultado del 0,02%, con menos de 2.000 vacunas aplicadas contra el Covid-19. Una realidad que pone en tela de juicio a la gestión del gobierno de Mario Abdo Benítez.

El panorama en la región es la siguiente de mayor a menor: Chile (26,62%), que por lejos es el más destacado, Brasil (5,34%), Argentina (3,35%), Uruguay (3,53%), Perú (1,2%), Bolivia (1,02%), Colombia (0,71%), Ecuador (0.43%), Venezuela (0,04%) y Paraguay (0,02).

Embed

Si se analiza a nivel global, Paraguay apenas está ubicado por encima de cuatro países que son Guatemala, Irán, Tailandia y Egipto. Los datos corresponden a países de los cuales se tienen información al respecto.

Actualmente, el país enfrenta el peor momento de la pandemia con número de contagios récords por día, al igual que hospitalizados y en camas de Terapia Intensiva. El difícil panorama sanitario obligó a declarar alerta roja al Ministerio de Salud.

El estallido social a causa de la falta de gestión y la corrupción y que pone en aprietos al gobierno de Mario Abdo Benítez forzó al mandatario a cambiar al ministro de Salud, Julio Mazzoleni, uno de los hombres más leales al jefe de Estado.

Asumió en su reemplazo el doctor Julio Borba, quien, al ser consultado por las vacunas contra el coronavirus, solo atinó a responder que otra partida llegará este mes. No quiso anticipar una fecha “para no generar expectativas” en la ciudadanía.

Es que el Gobierno llegó a anunciar con bombos y platillos que a partir de la segunda quincena de febrero llegarían las primeras 300.000 dosis a través del sistema Covax. No obstante, esa información se fue diluyendo hasta el punto de quedar nuevamente en la incertidumbre.

Paraguay, en un principio, apostó fuertemente en asociarse al mecanismo Covax, un instrumento financiero que fue creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar que la vacuna sea segura, eficaz y que todos tengan un acceso equitativo de las dosis.

Sin embargo, los trámites burocráticos de este sistema internacional hicieron retrasar el acceso de las vacunas. El ex ministro de Salud, Julio Mazzoleni, informó al Congreso que esta organización primero debe autorizar el uso de los fármacos tras los análisis respectivos.

Nota relacionada: "Paraguay, entre países rezagados en acceder a vacunas anti-Covid"

Por esa razón, muchos otros países decidieron establecer negociaciones directas con los mismos fabricantes y así acceder a las vacunas lo antes posible. Fue así que varios países de la región y del mundo ya lograron adelantar sus campañas de vacunación.

Paraguay espera contar con 7,3 millones de vacunas anti-Covid. Unas 3 millones mediante la compra directa y otras 4,3 millones por el fondo rotatorio de la OPS. Para la campaña de vacunación se estableció un cronograma y se priorizó a grupos de riesgos.

Dejá tu comentario