02 mar. 2024

Comprar 1 dólar con 50 centavos

El título de este comentario es la esencia de los inversores profesionales. El mantra de Warren Buffett cuyas estrategias muchos las conocen. Pero, el oráculo de Omaha, tal como es conocido este empresario exitoso en el mundo de las inversiones, no es el único que nos ha dejado consejos para una vida financiera saludable. Veamos otros principios canónicos para ganar dinero con el dinero.

Tu mejor inversión

En primer lugar, en realidad, todos somos inversores disfrazados de futbolistas, dentistas, médicos, periodistas, ingenieros, arquitectos, electricistas, profesores, plomeros y economistas, etc. Nuestras respectivas profesiones no son ni más ni menos que el capital semilla que debe ser reproducido en el mercado financiero y/o en el de valores. A no ser que te conviertas en un político corrupto que trabaja los mercados del crimen en el Paraguay. Puedes crear leyes y vender su incumplimiento. O puedes adorar a algún empresario artificial trabajando para él. Ahí, estás hecho, pero no es nuestro caso.

“Eres tu mejor inversión, no hay nada comparable”, suele decir Buffett cuando le toca la oportunidad. Además, el período de productividad en cualquier profesión tiene un rendimiento decreciente con la edad y es en ese momento cuando la renta de tus inversiones debe ser creciente o estable para tener una vida madura y una vejez tranquila, aseguradas, con calidad de vida. Los futbolistas lo saben muy bien, pero no todos actúan en consecuencia. Las botineras siempre están al acecho. La educación profesional y la capacitación financiera son elementos claves, más aún en un país donde ni el IPS ni la caja fiscal te pueden asegurar un futuro con jubilación digna. Muchos probablemente ni estén dentro del sistema formal del mercado laboral.

Vida de Propósitos

En segundo lugar, debes pensar en tu vida de propósitos y propósitos de vida. Propósito es la conjunción de tus talentos, de tus valores y de tu historia de vida. Talentos es lo que te sale todo de balde. Valores, bueno, es lo que te motiva. Historia de vida son los puntos de inflexión en tu vida, positivos y negativos. Ahora sí, puedes redactar tu Propósito, que es tu lápida, que debe estar lista para cuando llegue el momento de la verdad. Aquí yace fulano de tal, se daba por los demás, honestidad a toda prueba, inversor prudente de sus activos, esposo o esposa fiel, padre o madre ejemplar, bla,bla,bla. Todos quieren eso, pero qué parte del tiempo y de sus finanzas dedican a esta piedra final. Muchos viven vidas desautorizadas, por el autor de la vida. Y entonces, no cumplen el propósito para el cual nacieron. Fracasan. La mayoría ni piensa cuál es la última realidad.

Hoy es bueno pensar, cuántos años tienes y qué quieres hacer con tu propia existencia. En cuanto al dinero, solo hay dos tipos de inversiones. Invertir en renta fija, por lo general, bonos soberanos de Estados con rentabilidad asegurada, y en renta variable, por lo general acciones de empresas. Algunos recomiendan invertir en renta fija en un porcentaje directamente proporcional a la edad. Renta variable, relación inversa. Ejemplo, si uno tiene 30 años es bueno invertir en renta fija el 30 % de lo que dispones para invertir y el 70 % en renta variable. Si eres joven, tienes tiempo para recuperar eventuales errores que significan pérdidas de dinero. A medida que uno envejece las necesidades de dinero para la salud y otras propias de la edad imponen una mayor liquidez con menos riesgos y volatilidad.

Tipos de análisis

Saber invertir es saber hacer dos tipos de análisis que uno debe aprender: análisis fundamental y análisis técnico, de las opciones para aplicar dinero. El análisis fundamental te proporciona una visión general de la marcha de la economía y de los negocios. El análisis técnico te ayuda a examinar datos del mercado, identificar tendencias y realizar pronósticos de movimientos futuros de precios de papeles en los cuales uno pretende invertir o tomar decisiones para deshacerse a tiempo de papeles cuyos precios tenderán a la baja.

Principios del inversor.

La suerte con relación al riesgo es un elemento clave. La aleatoriedad juega un papel importante, pero es la capacidad que uno tenga para gestionar los riesgos lo que determina tus finanzas en el mediano y el largo plazo. Es importante aprender la gestión de riesgos y la toma de decisiones informada. Querer en demasía es nocivo. Permanentemente el inversor inteligente debe replantear qué significa para él tener lo suficiente. Ovalema. Saber lo que se necesita para vivir tranquilo y feliz. Y a partir de allí, priorizar.

El interés compuesto es la magia del inversor. También es el secreto de González Daher, como acreedor, claro, haciendo el suplicio del deudor. Tengo algunos cálculos, ayudado por un amigo banquero. Un millón de guaraníes de 1980 puestos en CDA (certificado de depósito de ahorro) valdrían hoy 404 millones de guaraníes, capitalizando siempre los intereses ganados. Nada mal. Tasas diversas tuvo el guaraní, una especie de “dólar- ì“, en todo este tiempo, 43 años. Hubo tasas del 18 %, del 30 % y del 15 %. Hoy no pasa del 10 %. Aun así, suponiendo un 15 % de tasa promedio sobre un millón desde el año 1980 del siglo pasado al 2023 del siglo 21, tener hoy 404 millones de guaracas no es mala idea. C x (1 + i) a la “n” potencia, es la fórmula de capitalización. Debemos aprender a calcular, donde “C” es el capital por invertir, “i” es la tasa de interés y “n” los años en términos de horizonte a considerar. Excel te soluciona en dos patadas.

Hacer hipótesis sobre el futuro es fundamental para crear un plan financiero en línea con tus objetivos y metas. Eso proporciona claridad y ayuda a tomar decisiones financieras inteligentes. Uno debe comenzar con establecer objetivos claros. Dividir en pequeños pasos. Controlar el progreso a lo largo del camino.

Es mejor que uno mismo sea el piloto del viaje financiero. Los consejeros sirven de copiloto. Los banqueros no quieren que aprendas todo sobre el dinero, y no quieren que hagas por cuenta propia la magia que hacen ellos con tu dinero.

Primero lo primero

La libertad financiera viene de priorizarla, en función a tu propia independencia. Es bueno comprar papeles en función a lo que importa y no en función al prestigio que te pueda dar tu portafolio.

No hay que tener miedo de ganar dinero. No hay muchos que dan un no en la primera vez. Preguntar puede hacer surgir oportunidades. Negociar un trato mejor. Descuentos, buscar aumentos de tasas para tus ahorros, de tus salarios en tu vida profesional, perseguir nuevas empresas. Solemos perder el 100 % de las oportunidades que no las tomamos.

Conclusión

Es mejor ser próspero sin ser llamativo. Además, la riqueza material sin la espiritual no sirve para nada. La bolaterapia de mostrarse en redes disfrutando de los privilegios que Dios pudo haberte dado es contraproducente. La riqueza no es un derecho, es privilegio. Lo primero, es adquirido, lo segundo, se te puede dar y se te puede sacar. El verdadero valor de la vida radica en experiencias, relaciones y crecimiento personal. La frugalidad es un poder. Y te lleva al gasto consciente. Es mejor priorizar las necesidades a los deseos. Solo así uno evitará las deudas innecesarias. Tomar decisiones reflexivas intencionales te ayudará a guardar más, invertir de manera más sabia y construir una base financiera más sólida.

Los resultados financieros, sobre todo, en los mercados de valores están influenciados por espacios de probabilidad condicionados, no por certezas. Nuestras vidas funcionan de igual manera. Las acciones pueden bajar y las empresas pueden fallar. Vale la pena correr riesgos sopesando las probabilidades. Para eso hay que aprender las competencias del trading con algún experto o en algún instituto confiable que tenga plataformas sofisticadas para simular, primero con dinero ficticio, operaciones dentro del mercado internacional. También uno debe saber evaluar las diversas formas de inversiones en el mercado nacional, sea en el sector real con sus respectivas rentabilidades por tipo de actividad, en el mercado financiero, bancos, financieras e incluso en cooperativas serias, y también en la Bolsa de Valores de Asunción. Por último, para no engolosinarte, es bueno leer las frases que anteceden a una famosa que dice: “Donde están tus riquezas, allí tendrás tu corazón”. Y así, sin falsas promesas, ya vamos a estar mejor.

Más contenido de esta sección
No se admitirá a homosexuales. Tampoco chicos con aritos ni tatuajes. No se admitirá a jóvenes que solo hablen guaraní o aquellos que visten todo de negro, se pinten el pelo o usen ropa oversize. No se admitirá nenes que usen camiseta rosa o niñas que lleven el pelo corto como varones o usen piercing o cualquier otra “cosa rara” que pueda incidir en el resto del grupo.
Se reactiva un nuevo ciclo escolar, con los mismos arquetipos negativos anuales, toda vez que observamos los datos de aulas en mal estado, infraestructura en general muy deteriorada, falta de inversión edilicia, poca actualización e instrucción del plantel docente, y marco referencial de tire y afloje en torno a la merienda escolar, banalizados en discusiones político-partidarias, especialmente en el Parlamento.