18 jun. 2024

Cómo terminar el año escolar con menos estrés

La sicopedagoga Martha Cabrera brindó algunos consejos para enfrentar sin miedo y con mayor tranquilidad los exámenes y las actividades de fin del ciclo escolar.

alumnita.jpg

Foto ilustrativa. Fuente: Pixabay

Por Karen Núñez – TW: @karencitanunez

Ya entramos en la parte final del ciclo escolar de este 2016, una época de muchas actividades, exámenes, exposiciones, exhibiciones gimnásticas, actos de clausura, entre otras cosas. Es un periodo que viene generalmente acompañado de mucha angustia, tanto para los niños como para sus padres. ¿Se puede hacer algo para evitar este estrés o para minimizar sus efectos y rendir al máximo en todas las actividades, especialmente en los exámenes?

La licenciada Martha Cabrera recuerda que la planificación y la disciplina durante todo el año son muy importantes, evitando dejar las cosas para última hora: “Es fundamental dedicarle tiempo cada día a las tareas escolares, mantener ordenados y completos los cuadernos y libros, que los hijos sean responsables en comunicar tal o cual actividad con anticipación. Si tienen muchas actividades deben hacerlo por parte, no dejar todo para última hora”.

El acompañamiento de los padres es primordial para el buen desarrollo de los niños: “A los padres siempre pedimos dedicación a sus hijos, que se interesen por estas actividades escolares, que estén en comunicación constante con los docentes y con otros padres, apoyando al grado o curso”.

Es muy importante que esté presente siempre el diálogo y que los desafíos que vengan, tales como la etapa de evaluaciones, sean vistos como una oportunidad de demostrar los conocimientos adquiridos y “no amenazar con que los resultados de los exámenes serán una sentencia de tener o no vacaciones”.

Embed

Para vivir con mayor tranquilidad la etapa de exámenes y finalización de clases “es importante tener completos los materiales de estudio, el buen descanso, el dedicar tiempo para estudiar, buscar una motivación constante, lograr objetivos propuestos al estudiar una materia, destacarse en ella y buscar ayuda en las dificultosas para el alumno, ya sea con grupos de compañeros o profesora particular e investigar más sobre el tema, ya que tenemos el acceso a Internet (bajo supervisión de los padres o encargados)”.

La manera en que los padres podemos asegurarnos de que nuestros hijos estudien adecuadamente y estén bien preparados para rendir es: “Monitoreando constantemente el proceso de aprendizaje, haciendo preguntas sobre lo que aprendieron y sobre las actividades que realizaron. Hay que dedicar tiempo para observar este proceso en el cuaderno, libro, trabajos presentados, exigir que ellos demuestren lo mejor en los exámenes porque son capaces de hacerlo, animando cada día a que sean responsables y haciendo entender que tener acceso a la educación es un privilegio”, recomienda Cabrera.

Para una buena preparación antes de los exámenes, respetar el estilo de aprendizaje de cada hijo es fundamental. No hay que comparar a un niño con sus hermanos, primos o compañeros, pues cada uno es diferente. Se debe buscar un ambiente adecuado para estudiar, establecer un tiempo dedicado a las tareas y evitar distracciones. La sicopedagoga también sugiere mantener un grupo o compañero de estudio, brindar opciones de estilo de aprendizaje, técnicas nuevas de estudio y ser autodidacta: es decir, el que se educa por su propio medio reforzando o ampliando sus conocimientos.

En resumen, el acompañamiento constante de los padres, el diálogo, la motivación, la disciplina de estudio y entender que el proceso de aprendizaje dura todo el año harán mucho más fácil superar esta etapa con confianza y mayor tranquilidad.

Embed

Más contenido de esta sección
La Itaipú Binacional, en el marco de su aniversario número 50, realizó un recorrido especial para los medios de comunicación, con el objetivo de dar a conocer cómo opera una de las principales hidroeléctricas del mundo.
Si hay algo que las mapaternidades y personas cuidadoras se cuestionan constantemente es si están haciendo las cosas bien. La respuesta es clara, aunque aceptarla puede ser complicado: la realidad es que no se sabe. Para entender mejor de dónde surgen estas dudas y cómo manejarlas, decidimos consultar con una voz experta en psicología infantil, la licenciada Belén Espínola.
El acto de regalar es un gesto cargado de empatía y conexión. Más allá del intercambio de objetos, simboliza el aprecio y el reconocimiento de la otra persona. ¡Y cuánto más si se trata de obsequios con propósito, con cuya compra apoyamos una causa comunitaria! Conocé a Nuestras Manos, una tienda con valor social.
A Jorgelina Cabrera (69) la vida le dio el mandato de criar tres hijos, tres hijas, ocho nietos y cuidar a una madre (96) –en cama desde hace 13 años– durante 24 horas, 7 días a la semana. En el país, el trabajo doméstico no remunerado e invisibilizado representa una carga horaria de 28 horas semanales para ellas. ¿Quiénes cuidan a las que cuidan?
Esta tradicional feria del libro binacional se constituyó como un espacio de identidad cultural que aboga por la descentralización de las producciones y los y las escritoras. El intercambio activo que se da en este sitio contiene un gran valor sociocultural, y consiste en una apuesta que cada año se renueva, hacia la industria literaria regional.
Previo a la existencia del gran museo de ciencias del Paraguay, el MuCi, llega San Cosmos, un planetario digital de alta tecnología para apreciar la magnitud del universo a través de shows para todo tipo de público. El cofundador y presidente del MuCi, Dave Peery, nos comenta más sobre la realización de este proyecto de alta envergadura e importancia para la divulgación científica en el país.