23 may. 2024

Cepal pide ingreso básico para 215 millones de pobres

Urgencia. La pandemia aumentará la desigualdad en Latinoamérica, informó la Cepal.

Urgencia. La pandemia aumentará la desigualdad en Latinoamérica, informó la Cepal.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) pidió el martes implementar “inmediatamente” un ingreso básico de 143 dólares por seis meses para las 215 millones de personas que estarán este año en situación de pobreza por los efectos de la pandemia y que suponen el 34,7% de la población regional.

“Que los gobiernos garanticen transferencias monetarias temporales inmediatas para satisfacer necesidades básicas y sostener el consumo de los hogares será crucial para lograr una reactivación sólida y relativamente rápida”, dijo la secretaria general del organismo, Alicia Bárcena.

El denominado ingreso básico de emergencia (IBE) debe tener una duración de al menos seis meses y ser equivalente a una línea de pobreza, que es el costo per cápita de adquirir una canasta básica de alimentos y otras necesidades básicas y que se estableció en 2010 en 143 dólares mensuales, según el último estudio de la Cepal.

GASTO. El IBE implicaría un gasto adicional del 2,8% del producto interior bruto (PIB) regional, aunque si se considera que hasta la fecha los países están gastando el 0,7% en transferencias monetarias y de alimentos para hacer frente a la emergencia, el gasto adicional sería solo del 2,1%, de acuerdo al texto.

“Para el mediano y largo plazo, lo ideal es lograr un ingreso básico universal que garantice a la población el derecho a salir de la subsistencia”, indicó Bárcena desde la sede de la institución en Santiago de Chile.

Un total de 29 países de la región han aplicado hasta la fecha 126 medidas de protección social para la población pobre y vulnerable, con transferencias monetarias y de alimentos para 90,5 millones de hogares, que “son importantes, pero insuficientes”, apuntó la secretaria.

RECESIÓN HISTÓRICA. La pandemia del coronavirus provocará la peor recesión en la historia de Latinoamérica, que se contraerá un 5,3% este año y tendrá 11,6 millones de nuevos desempleados, de acuerdo con el organismo de la ONU.

La Cepal estima que la tasa de pobreza aumentará del 30,3% al 34,7%, lo que significa una subida de 28,7 millones de personas este año, y la de pobreza extrema del 11% al 13,5% (16 millones de personas).

Argentina, México, Brasil y Nicaragua serán los que registrarán mayores aumentos de pobreza y se estima un aumento de la desigualdad en todos los países de entre el 0,5% y el 6% en el índice de Gini. “La pandemia ha hecho visibles problemas estructurales del modelo económico y las carencias de los sistemas de protección social. Construir un Estado de bienestar es clave para evitar otra década perdida”, agregó Bárcena.

La región, con 626 millones de personas y considerada la más desigual del mundo, enfrenta la pandemia en un momento de debilidad de su economía y de vulnerabilidad macroeconómica, encadenando siete años de escaso crecimiento y con una expansión del PIB que apenas alcanzó el 0,1% en 2019.

Antes del Covid-19 la Cepal preveía que la región crecería un máximo de 1,3% este año.

143
dólares por seis meses es el ingreso básico que la Cepal sugiere pagar a 215 millones de personas.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.