24 may. 2024

Celeste Amarilla pide sanción a Bachi Núñez por insinuar venta de voto

La diputada Celeste Amarilla despotricó contra el diputado Basilio Núñez, quien afirmó que arregló el sentido de su voto durante el tratamiento de un proyecto de ley. La legisladora no reparó en criticarlo dentro y fuera de la sesión de la Cámara de Diputados.

FVTKnjqWIAEaRDS.jpg

La diputada Amarilla anunció que pedirá una sanción de la Cámara Baja a Basilio Bachi Núñez.

Un nuevo episodio de incidentes en la Cámara de Diputados tuvo de protagonistas a los diputados Celeste Amarilla del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y Basilio Bachi Núñez de la Asociación Nacional Republicana (ANR).

La pelea entre legisladores ya se había iniciado en la sesión de oradores, cuando Amarilla se dirigió al líder del movimiento Honor Colorado, Horacio Cartes, pidiendo explicaciones sobre sus vínculos con el avión venezolano con parte de su tripulación iraní y que estuvo en el país para trasladar cigarrillos de la firma Tabesa.

Esta situación molestó al cartista que respondió con otra acusación contra el gobierno de Mario Abdo, respecto al contrabando de mercaderías que ocurrió con supuesta complicidad de la Armada Paraguaya. Sin embargo, la discusión se apaciguó, ya que Amarilla abandonó la sala para no escuchar a Bachi.

Ya en sesión extraordinaria para estudiar algunos puntos especiales, como el proyecto de ley que pretendía incluir a las tabacaleras y clubes deportivos como sujetos obligados de la Seprelad, el cual fue rechazado, y el pedido de intervención a la Gobernación de Guairá, que fue aprobado, se dio rienda suelta a una pelea de improperios entre las partes.

Nota relacionada: Cámara de Diputados rechaza mayor control antilavado a clubes y tabacaleras

Amarilla denunció un error o equivocación por parte de la sala técnica en cuanto al sentido de su voto. “Esto ya no tiene gracia y malpensada como soy creo que eso se está tocando a propósito”, acusó.

Denunció que no es la primera vez que ocurre y que ya había pedido correcciones de otros votos. “No es la primera vez que estoy pillando que se toca o se equivocan y como Cartes no saben. Figuro como que yo no voté en la reciente ley que votamos de incluir a las tabacaleras y a los clubes deportivos como sujetos obligados de la Seprelad”, denunció.

Además, exigió la inmediata corrección del sistema y de la lista que el propio Núñez publicó en su cuenta de Twitter subrayando el nombre de Celeste Amarilla, quien aparecía como ausente.

https://twitter.com/bachinunez_nuez/status/1537124560985903106

Asimismo, el diputado liberal Eusebio Alvarenga también denunció un “juego perverso” en el sentido de su voto. “Es una vergüenza que aparezca mi voto en sentido negativo cuando para mí este tema es fundamental. Exijo la modificación de la lista”, reclamó.

En ese momento, el diputado colorado Bachi Núñez no pudo evitar salir al paso y además de usar palabras despectivas contra sus compañeros, sostuvo que sus colegas no controlan la manera en que votan. “No se trata de un problema técnico, sino un problema personal. Yo estoy acostumbrado a que me digan hijo de puta”, respondió en medio de la vociferación de Amarilla en su contra.

El colorado pidió que la plenaria tome alguna medida contra su compañera. “La colega tiene algunos problemas y lo digo como neurocirujano, tiene algunos problemas mentales. Si necesitás apoyo psicológico, yo me ofrezco, no estás preparada para el debate”, acotó.

Siguió: “Cada uno tiene que controlar cómo votó y si ella (Celeste Amarilla) estaba, seguramente, haciendo un negocio o preocupada por alguna licitación y no controla cómo votó y al final cumplió por lo que debajo (de la mesa) se comprometió”.

Ante esta acusación, la parlamentaria replicó pidiendo la sanción por haberle acusado de vender su voto. En medio del reclamo de la diputada, la sesión fue abandonada por los demás legisladores y la sesión quedó sin cuórum.

En comunicación con Monumental 1080 AM, la diputada Celeste Amarilla, muy ofuscada por lo sucedido, siguió acusando y reprendiendo a Bachi.

“Eso es lo que arreglamos dice, que yo arreglé con él para no votar. A mí no me puede ganar un delincuente que cumple órdenes de un delincuente, que cumple órdenes de un mafioso. A mí no me puede ganar un tipo que vende su conciencia, su dignidad, un tipo que se arrodilla y lame los dedos de Cartes para recibir dinero, no me gana aunque me saque de mis casillas y diga 200 groserías”, indicó Amarilla a Monumental 1080 AM.