Cae célula de Comando Vermelho que quería liberar a supuesto jefe narco

Agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) detuvieron a miembros de una supuesta célula del Comando Vermelho (CV) que, según los datos de los uniformados, planeaba el rescate de Marcelo Fernando Pinheiro Veiga, alias Marcelo Piloto, detenido en diciembre del año 2017.

Durante el allanamiento de una vivienda en la ciudad de Asunción, los intervinientes lograron detener a los integrantes de una célula del Comando Vermelho que planeaba el rescate de Marcelo Fernando Pinheiro Veiga, alias Marcelo Piloto, sindicado como jefe narco, quien está recluido en la Agrupación Especializada.

Leé más: Ante indicios de posible fuga, trasladan a Marcelo Piloto

En el lugar encontraron pasamontañas, clavos miguelito, siete fusiles, 15 pistolas, municiones de guerra, equipos de comunicación y explosivos. La vivienda está ubicada sobre las calle Capitán José Domingo Jara y Del Carmen, a dos cuadras de la avenida Félix Bogado.

Cinco personas fueron detenidas, cuatro hombres y una mujer, todos de nacionalidad brasileña. La mujer sería pareja de Marcelo Piloto, según los datos preliminares.

Asimismo, en otro allanamiento, registrado en el barrio Santa Lucía de Lambaré, se logró detener a un ciudadano paraguayo, de nombre Luis Roberto Gómez Gaona (23), quien colaboraría con la célula del Comando Vermelho.

Sindicado como poderoso jefe del Comando Vermelho

Marcelo Pinheiro Veiga fue recluido en la Penitenciaría Regional de Emboscada luego de haber sido detenido en la ciudad de Encarnación el 13 de diciembre del año 2017, por agentes de la Senad. Sin embargo, ante indicios de una posible fuga, fue enviado a la Agrupación Especializada en el mes de febrero pasado.

El hombre era buscado por la Policía brasileña por tráfico de drogas, asalto a mano armada y robo agravado, entre otros delitos y crímenes de los que se lo acusa, puesto que contaba con 22 órdenes de captura. Es considerado como un cabecilla del Comando Vermelho, principal organización de Río de Janeiro.

De acuerdo a los antecedentes, se fugó de una cárcel brasileña en el año 2007 y posteriormente se instaló en nuestro país, donde habría montado una red de contactos y logística para el envío de drogas y armas al Brasil.

Dejá tu comentario