Sucesos

Aplican histórica pena de 29 años por intento de feminicidio en MRA

 

“Ahora puedo vivir tranquila”, fue la frase que dejó Cynthia Carolina Díaz, tras escuchar la condena a 29 años a su ex pareja Paulo Samudio por atentar contra su vida.

Un 24 de febrero del 2021, Carolina salía en horas de la madrugada de su casa para abordar el colectivo hacia su trabajo. Ya en la parada fue sorprendida por Samudio con un ramo de flores. Él no aceptaba que terminara la relación, pero ella no quiso hablar con él y se subió al bus.

Lo que no sabía es que el hombre la seguía en su vehículo y la alcanzó en Roque Alonso, cuando ella se bajó.

Ahí él intentó hablarle nuevamente y le dio un abrazo, pero ella no quería y allí el ahora condenado reaccionó.

Toda la agresión que vino después quedó grabada en videos del circuito de un estacionamiento. La mujer fue brutalmente agredida y quedó inconsciente. La violencia la dejó con graves secuelas, explicó la fiscala Karen Chaparro.

JUICIO. En el juicio –que terminó ayer– se presentaron informes médicos y sicológicos. También las fiscalas Chaparro y Lissa Ruiz Díaz llamaron a testigos. Todo esto probó que Paulo es culpable de tentativa de feminicidio.

En los alegatos finales, la defensa del hombre pidió que el Tribunal cambie el hecho a lesión grave, ya que alegó que no hubo intención de matarla. Sin embargo, la Fiscalía mostró que hubo amenazas de asesinato. Las fiscalas solicitaron 30 años, de los cuales el Tribunal, integrado por los jueces Fátima Rojas, Gladys Bernal y Julio López, le condenó a 29 años de encierro, que Samudio deberá cumplir en Misiones.

Por otra parte, luego de escuchar la condena, Samudio mostró otro hecho de violencia, al reaccionar contra un camarógrafo, tirándole una silla.


“Es un milagro que ella esté viva”, dijo la fiscala Karen Chaparro, luego de resolverse la sentencia. Al conocerse el caso, se hizo viral el video de la agresión, lo que permitió la detención del hombre.

Samudio tiene otro juicio en puerta
Paulo Samudio ya había sido denunciado en dos ocasiones por su ex esposa antes de la brutal agresión y lo que él buscaba era que ella retirara la denuncia.
La primera fue porque supuestamente casi le rompió la nariz, entonces la mujer salió de la casa y pidió orden de alejamiento. En la segunda él la amenazó con un arma de fuego para que vuelvan, presuntamente.
En este caso, está pendiente iniciar juicio en Mariano Roque Alonso, cuya causa lleva el fiscal Silvio Alegre.

Dejá tu comentario