13 abr. 2024

Ante los casos de corrupción la única vía es la institucionalidad

Un nuevo caso de presunta corrupción se evidenció con la divulgación de audios filtrados que revelan que narcotraficantes pagaron por su libertad a agentes de la Policía Nacional. La investigación de Última Hora y Monumental destapa asimismo la participación de políticos colorados también investigados en el megaoperativo de lavado de dinero y narcotráfico denominado A Ultranza Py. Todo caso de presunta corrupción debe ser aclarado, y en el caso de la entidad policial el único camino que queda para combatirla es la institucionalidad.

La más reciente investigación publicada por este diario reveló nuevas aristas de la corruptela que invade a las instituciones del Estado paraguayo. Recientemente las publicaciones de ÚH y Radio Monumental, referentes a audios filtrados de una estructura narco, delataron supuestos procedimientos policiales “en negro” para el apriete a investigados.

Cuando todavía los rescoldos de la sorpresa y el estupor que generaron en la población los hallazgos del Operativo A Ultranza Py no se han disipado, aparece la información que vincula presuntamente a miembros de una organización que se dedica al tráfico internacional de drogas que fueron detenidos y muy rápidamente liberados después de haber supuestamente pagado un millonario monto a efectivos policiales.

Los ahora conocidos como narcoaudios desnudaron la complicidad de policías con presuntos miembros de una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína que fueron detenidos en julio de 2021 y luego liberados.

Al respecto, la Policía dispuso que la Dirección General de Investigación Criminal inicie de oficio la investigación, a través de la Dirección de Asuntos Internos; falta sin embargo, como en tantos otros casos de similares y graves denuncias, que la Fiscalía actúe de manera más diligente y ágil.

Los narcoaudios ofrecen también información que involucra al concejal colorado de Mariano Roque Alonso Julián Vega Insfrán; dichos audios filtrados de cruces de llamadas lo ubican en la mira de la Senad; en una de las grabaciones el mismo afirma poder conseguir fiscal para librar orden de captura por una persona.

El concejal del movimiento Honor Colorado (HC) se encuentra involucrado a través de sus conexiones con un grupo de presuntos narcotraficantes, una organización criminal liderada por Édgar Cantero Martínez y Édgar Gamarra Silva.

En varios de los audios se involucra al político colorado Julián Vega con el capo narco Édgar Gamarra Silva, investigado en el megaoperativo de lavado de dinero y narcotráfico denominado A Ultranza Py; en otro audio hablan de un jefe narco que está detenido en la Penitenciaría de Emboscada, Édgar Cantero Martínez, procesado por tráfico ilícito de sustancia estupefaciente y drogas peligrosas tras ser detenido el 24 de febrero del 2021 en una estancia ubicada en la localidad de Agua Dulce, Alto Paraguay, donde fueron incautados 1.344 kilos de cocaína, además de otras evidencias.

Este caso es particularmente preocupante pues involucra nada menos que a oficiales de la Policía Nacional, como si no fuera suficiente confirmar los tentáculos del crimen organizado en la política de nuestro país. Ahora también hay audios que aseguran los supuestos procedimientos policiales “en negro” para el apriete a investigados. La corruptela solamente se va a poder combatir con una sólida institucionalidad, con un país en el que las instituciones tengan su peso propio y que ante la mínima duda de la honestidad de los funcionarios públicos, la institucionalidad que hoy tanta falta nos hace sea la que se ocupe de garantizar la transparencia, instituciones como por ejemplo la Fiscalía General, tan ausente en estos días.

El Paraguay ya no puede permitir que siga creciendo la injerencia de políticos que cuestionan en sí mismos los valores e ideales democráticos. La Policía Nacional debe ser la primera entidad en aclarar las actuales denuncias para poder recuperar su tan socavada credibilidad.

No podemos permitir que los casos de corrupción y complicidad con el negocio del narcotráfico sigan debilitando los ideales democráticos, influyan en la política y pongan en riesgo la institucionalidad de la República.

Más contenido de esta sección
Hace unos días, fue intervenida una estancia en Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, y en el lugar fueron detenidas diez personas de cuyo poder incautaron fusiles AR47 y una avioneta Cessna, además descubrieron una pista clandestina que habría pertenecido a la estructura liderada por el supuesto narcotraficante uruguayo Sebastián Marset y al presunto líder de tráfico de drogas, Miguel Ángel Insfrán, alias Tío Rico. Resulta insostenible la falta de control del espacio aéreo nacional, ante la impasividad o complicidad de las autoridades.
Aproximadamente, unos 1.300.000 niños y adolescentes paraguayos retornaron a clases en los establecimientos educativos públicos hace unos días, y el escenario que hallaron muchos de ellos ha sido el de una infraestructura deficiente y precariedades. A pesar de que la Constitución Nacional consagra el derecho a la educación, frente a la realidad a la que asistimos, parecen apenas palabras vacías de significado debido a la ceguera de nuestros líderes políticos para anteponer los intereses de la mayoría y apostar por el presente y el futuro del país.
El acceso de los niños a alimentos adecuados y saludables es esencial para garantizar su bienestar físico, intelectual y social. Los programas de alimentación escolar han formado parte de la política educativa desde hace más de un siglo y permanecen en la actualidad, independientemente del nivel de desarrollo de los países y de los ingresos de los hogares. Pero en todos los países el programa se ha planteado de manera integral y tiene alto consenso social. Paraguay no puede ser una excepción. Los cambios planteados solo generaron conflictividad, a la vez de que no garantizarán mejoras sustanciales.
Los agricultores familiares producen la mayor parte de los alimentos frescos y sanos, diversificados y culturalmente apropiados. Generan oportunidades de empleo agrícola y no agrícola, y ayudan a las economías rurales a crecer. La agricultura familiar preserva y restaura la biodiversidad y los ecosistemas, y utiliza métodos de producción que pueden ayudar a reducir o evitar los riesgos del cambio climático. La agricultura familiar es fundamental para mantener la capacidad adquisitiva de los ingresos de todas las familias y para reducir la pobreza en el sector rural. Dejarla en el abandono es poner un obstáculo al crecimiento sostenible, al bienestar de los hogares y al desarrollo del país.
La violencia contra las mujeres es una preocupante realidad en el Paraguay. En este Día de la Mujer Paraguaya debemos recordar los datos de las instituciones que señalan que, pese a las leyes, los casos de violencia en el hogar y los casos de feminicidio no disminuyen. Estamos lejos de ser una sociedad que respeta y valora las capacidades de las mujeres; prueba de ello es el aumento en el último año de la violencia política. Este es un indicador del largo camino que nos falta andar para ser una sociedad verdaderamente democrática.
Las reguladas del servicio del transporte público forman parte ya de la realidad cotidiana para los pobladores de la capital, su área metropolitana y el Departamento Central. El mal servicio, no obstante, afecta a todas las ciudades y localidades del Paraguay. Este, además de la salud pública, es el servicio más ineficiente que debe padecer la ciudadanía. Las humillaciones que a diario soportan los usuarios son inaceptables. Un transporte público seguro y cómodo es un derecho que tienen los paraguayos y significa calidad de vida.