Nacionales

ANR celebra 134 años en medio de una "tregua de honor" por proximidad de las municipales

El presidente de la Asociación Nacional Republicana (ANR), Pedro Alliana, aseguró que el Partido Colorado lleva adelante una tregua de honor con el objetivo de encarar las próximas elecciones municipales.

La ANR cumple este sábado 134 años de vida fundacional. En ese contexto, los principales referentes de la nucleación política participaron de un acto en el Parque Tacuarí, en Ybycuí, Departamento de Paraguarí, cuna del fundador del partido, Bernardino Caballero.

Como parte del acto, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez; el titular de la ANR, Pedro Alliana, y el ex mandatario Horacio Cartes simbolizaron el abrazo republicano con una entrega floral conjunta.

También estuvieron presentes el vicepresidente Hugo Velázquez, el dirigente gestor de la unidad José Alberto Alderete, algunos diputados y senadores, así como otras autoridades de la ANR.

Las municipales, claves para llegar a la Presidencia

Pedro Alliana fue el encargado de realizar el discurso conmemorativo por el aniversario de la ANR. Antes de leer el texto preparado, agradeció a Dios por la unidad del partido “para enfrentar los grandes desafíos que se aproximan”.

Alliana reconoció que sin la unidad de todos los integrantes de la ANR, no se podrá permanecer como el partido de Gobierno.

El próximo 10 de octubre son las elecciones municipales y de eso dependerá la permanencia del Partido Colorado en las próximas elecciones generales. Les pido que dejemos de lado todos los intereses personales y que apoyemos a todos los candidatos del Partido Colorado sin condicionamientos", expresó.

La necesidad de unidad

En su discurso por los 134 años del Partido Colorado, Pedro Alliana insistió en la necesidad que tienen de llegar unidos a los próximos comicios municipales. Asimismo, criticó a quienes promueven el odio hacia su partido.

Aseguró que la ANR no se dejará “arrastrar por la vorágine de aquellos que supuran diariamente odios y rencores contra nuestro Partido y nuestro pasado”. Dijo que deben ser autocríticos y reconocer que dentro de sus filas aún existen “dirigentes en permanente estado de irritación y de ira”.

Ya anduvimos por esos pedregales y conocemos perfectamente hacia dónde nos conducen. Si esas lecciones no las asimilamos con la debida seriedad, estaremos condenados a repetir los fracasos del pasado reciente”, expresó.

El presidente de la Asociación Nacional Republicana aseguró que la unidad de sus integrantes irrita a sus adversarios políticos y “a las corporaciones mediáticas”.

“Para nosotros solo son adversarios, aunque ellos nos traten como enemigos. Esta unidad que tanto les irrita es ya una tradición dentro de nuestro partido. Es la capacidad de compaginar divergencias sin que nadie hipoteque su identidad ni abandone sus ideales”, refirió.

Una tregua de honor

Alliana se refirió a la unidad interna como “una tregua de honor pactada” para poder encarar con “la plenitud de nuestra vitalidad los próximos compromisos electorales”.

“Este abrazo, repito, es la consecuencia más elemental de la democracia interna de nuestro partido. El respeto a la voluntad popular es la piedra angular de la disciplina partidaria”, agregó.

Por otro lado, Pedro Alliana aseguró que aquellos que señalan las debilidades de su partido lo hacen desde “su desesperado afán” de desplazarlos del poder.

“Plenamente convencido estoy de que en los comicios municipales del 10 de octubre, y en las sucesivas elecciones, habremos de unir todas nuestras fuerzas para mantener en alto la bandera de los principios a cuya sombra nos hemos cobijado para defender la libertad, la justicia social y el Estado de derecho”, aseguró.

El titular de la ANR aseguró que deberán apelar a la visión lúcida de los fundadores del partido, “en estos tiempos de convulsiones ideológicas, de perversiones semánticas y de confusiones deliberadamente construidas”.

Dejá tu comentario